BAQUIA

EEUU persigue endurecer la lucha contra el cibercrimen

No contento con los poderes que otorga a la USA Patriot Act, ley aprobada como reacción a los ataques del 11-S que extiende la lucha contra el terrorismo, concediendo a las autoridades nuevas atribuciones para vigilar a los ciudadanos, el Departamento de Justicia persigue endurecer la legislación relacionada con el cibercrimen.

La USA Patriot Act fue aprobada por el Congreso (356 votos a favor, 66 en contra) y el Senado (98-1) y rubricada por el presidente Bush el pasado 28 de octubre, e incluía el propósito de \’rediseñar Internet\’ para su mejor control, conduciendo el tráfico hacia unos servidores centrales donde el FBI instalaría sus equipos para fiscalizar la navegación y el correo electrónico. El secretario de Justicia, John Ashcroft, no escondía las intenciones de la la nueva legislación: \”Vamos a perseguir el terrorismo en Internet, vamos a abrir sus correos electrónicos antes de que ellos lo hagan, a escuchar sus mensajes telefónicos, a interceptar sus conversaciones\”.

Todas las cuestiones que rodean a la ciberseguridad vuelven a debate con la Cyber Security Enhancement Act of 2001, ley que tratará de clarificar los puntos de la Patriot Act que otorgan al Gobierno la potestad de incrementar las penas para los crímenes relacionados con hacking, fraudes informáticos y la publicidad de dispositivos ilegales. La CSEA proporciona directrices para determinar las sentencias, diferenciado los delitos cometidos para lucro personal de aquellos que puedan afectar a la defensa y la seguridad nacional.

Desde el DoJ se apoyan con firmeza reformas de la CSEA que incluyan medidas más coercitivas para combatir el cibercrimen. También Microsoft, en boca de su abogada Susan Kelley Koeppen, apuesta por castigos más severos para los ciberdelitos, ya que los actuales no son acordes con el daño que causan. \”Los ataques informáticos son auténticas armas de destrucción masiva\”, dice Koeppen refiriéndose a los daños causado por virus como I Love You o Code Red. \”Mientras nuestra sociedad no tolera a la gente que atenta contra los hogares o negocios \’de ladrillo\’ (brick-and-mortar), inexplicablemente tenemos mayor tolerancia con los ataques a las computadoras\”, afirma.

Mientras, desde el lado de los defensores de los derechos civiles y la privacidad se sigue construyendo la barrera que no debe saltar la ley en aras de la seguridad. Alan Davidson, del Center for Democracy and Technology, califica la nueva ley de desmesurada, y afirma que podría destruir la protección a la intimidad que rige en la legislación actual.

  • Más en News.com
Desde la Casa Blanca también se apuesta por respuestas contundentes a las amenazas que llegan por las redes. Estados Unidos debería responder militarmente si algún país extranjero o grupo terrorista intenta atacar a través de Internet, según piensa el consejero de tecnología de la Casa Blanca. \”Nos reservamos el derecho a responder con cualquier medio apropiado: acciones encubiertas, militares… o cualquier otra que tenga al alcance el presidente\”, afirma.

Richard Clarke dice que en Iran, Iraq, Corea del Norte, China, Rusia y otros países ya tienen a gente entrenada para la ciberguerra.

  • Más en SiliconValley


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios