Anonymous se enfrenta a detenciones y registros en Reino Unido y EEUU

El FBI realizó el jueves unos 40 registros en Estados Unidos, mientras que la policía británica ha detenido por el momento a cinco personas en una investigación sobre los ataques DDoS de Anonymous, un grupo no jerárquico, sin líderes aparentes y que últimamente se ha convertido en el vigilante de la Red.

Un comunicado del grupo afirmaba que los arrestos constituyen una "declaración de guerra".

"No sólo revela el hecho de que no parecéis entender la realidad política y tecnológica de hoy en día, también nos tomamos esto como una seria declaración de guerra tuya, del Gobierno británico, a nosotros, Anonymous, el pueblo", indicó el comunicado, aunque siempre es difícil determinar qué efecto van a causar las investigaciones oficiales en un grupo que no tiene portavoces ni líderes reconocidos, y que cuenta con muchos miembros muy jóvenes.

Anonymous, relacionado con el anárquico foro 4Chan, empezó a recibir atención de los medios tras sus ataques a la Iglesia de la Cienciología, y fue cambiando de métodos y de enemigos (con un breve momento de defensa de los animales, por ejemplo) hasta que en 2009 emprendió su operación Payback (o "retribución"), dirigida contra organismos que defienden los derechos de autor tradicionales, incluyendo la SGAE o el Ministerio español de Cultura.

Pero su momento de mayor fama mediática llegó cuando WikiLeaks empezó a filtrar a varios periódicos cientos de miles de despachos diplomáticos estadounidenses, provocando la ira de las autoridades de EEUU y pérdida de apoyo de varias empresas. Anonymous se erigió entonces como defensor de WikiLeaks y la emprendió entonces contra todo aquel que le retirase sus servicios, desde Visa y MasterCard hasta Amazon o PayPal.

Después, aparentemente cómodos con su nuevo aire de anti héroes, han atacado páginas de gobiernos autoritarios en países del tercer mundo como Túnez o Botswana. Sin olvidar la menos noble causa de tumbar la red de blogs Tumblr, y que acabó con una efectiva venganza sobre 4Chan. Últimamente, han amenazado con atacar los premios Goya en protesta por la aprobación de la Ley Sinde.

El arma más frecuente de Aonymous son los ataques DDoS, que tumban las páginas atacadas abrumándolas con peticiones de servicio. Pero esos ataques, que el grupo considera una forma de protesta social, no son precisamente legales, lo que a su vez atrajo la atención de instituciones como el FBI. La detención de un joven holandés y otro francés a finales de 2010 demostró que los miembros del grupo no eran tan anónimos como pretendían, y las nuevas detenciones sólo lo confirman.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios