BAQUIA

El 40% de los internautas no actualiza su navegador

¿Se ha preocupado últimamente de actualizar su navegador? ¿Lo ha hecho alguna vez? Si nunca lo ha hecho, sepa que es usted uno de los 637 millones de internautas que ponen su ordenador en peligro por el simple hecho de no tener al día la protección de sus navegadores.

Estos datos se extraen de un estudio elaborado por investigadores de Google, IBM y CENL (Computer Engineering and Networks Laboratory), un grupo de investigación tecnológica con sede en Zurich (Suiza). El objetivo era averiguar por qué proliferan los ataques de ciberdelincuentes a través del navegador, y por qué un alto porcentaje de esos ataques tienen éxito.

La razón principal es bien sencilla: alrededor del 40% de los internautas utilizan versiones no seguras de navegadores web. Los datos se obtuvieron durante el mes de junio a partir de búsquedas en Google y de la firma de seguridad Secunia.

Entre los usuarios analizados, el 78% utilizó Internet Explorer, el 18% Firefox, el 3% Safari y el 0,8% Opera. Los usuarios de IE son los más descuidados con las actualizaciones, ya que apenas el 52% utiliza la última versión: a pesar de que IE7 lleva 19 meses en el mercado, todavía hay un 48% de usuarios que utiliza la versión anterior (IE6), o una no puesta al día de IE7.

Sin embargo, los usuarios que utilizan el resto de navegadores son mucho más cuidadosos en lo que se refiere a las actualizaciones: el 92% de los usuarios de Firefox utiliza la última versión, por el 70% de los de Safari y el 90% de los de Opera.

Ante esta situación, los delincuentes encuentran a menudo una puerta abierta para entrar cómodamente en los PCs de millones de internautas de todo el mundo, donde se apropian de información confidencial o los convierten en zombis que envían spam sin que sus dueños se percaten.

Sin embargo, aunque a menudo dejen pasar los avisos sobre actualizaciones de seguridad, no toda la culpa es de los usuarios. Según Stefan Frei, uno de los responsables del estudio, los fabricantes de software no facilitan demasiado la tarea de actualizar los navegadores con parches de seguridad. Se trata de una tecnología todavía joven, y la industria no ha encontrado aún una forma eficaz de gestionarla.

www.baquia.com


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios