BAQUIA

El 60 % de las redes wifi son inseguras

El portal Bandaancha,.eu ha elaborado un estudio que evalúa el nivel de seguridad de las conexiones inalámbricas domésticas. Para ello se realizó un recorrido de 15 kilómetros por algunas de las principales calles de la ciudad de Alicante, con el objetivo de recoger una muestra lo suficientemente representativa de las redes wifi activas en un núcleo urbano. En España, se calcula que alrededor de la mitad de los internautas se conectan a la red utilizando una red inalámbrica.

La principal conclusión del estudio \”Seguridad de las redes WiFi suministradas por los proveedores de Internet\” es que el nivel de seguridad deja mucho que desear, tanto por la configuración tecnológica de las redes como por las contraseñas utilizadas.

Y es que el 60% de las redes detectadas utilizan el protocolo WEP para proteger sus comunicaciones, un estándar considerado inseguro. El 19% permanecen abiertas sin ningún tipo de protección. Sólo el 20% de las redes están debidamente aseguradas.

El estudio denuncia que la mayoría de los routers inalámbricos suministrados por los IPSs utilizan el protocolo WEP, que los usuarios no cambian porque carecen de los conocimientos necesarios o por comodidad. Este protocolo se considera poco seguro, frente al WPA, más fiable.

También se analizan las redes abiertas por operador:

  • El 93% de las redes de Telefónica conservan la configuración original establecida por la operadora: identificador WLAN_XX, encripación WEP y patrón de clave alfanumérico.
  • La segunda posición en claves WEP la ocupa Jazztel, con el 76%.
  • El 69% de las redes de Ono están abiertas, debido a que hasta hace poco suministraba equipos con la encriptación desactivada.
  • Vodafone/Tele2 es la operadora con mayor porcentaje de puntos de acceso protegidos por WPA, el 96%.
  • En segundo lugar con mayor protección WPA la ofrece Orange/Yacom, con el 83%.

El informe también denuncia que a la inseguridad del uso de WEP se suma la practica de algunos proveedores de establecer claves que siguen un patrón predefinido, que permite deducir el 70% de sus dígitos, reduciendo drásticamente la dificultad para averiguar la contraseña.

En Internet pueden encontrarse herramientas creadas a medida del patrón de claves utilizado por diversos ISP, de modo que cualquier usuario sin conocimientos avanzados puede utilizarlas para obtener la clave de un punto wifi.

Por último, el informe ofrece una serie de recomendaciones para establecer una configuración wifi segura en el punto de acceso inalámbrico:

    Cambiar el identificador SSID predefinido para evitar que se identifique el ISP y configuración original.
  • Activar la encriptación WPA.
  • Utilizar una longitud de clave de 160 o 504 bits.
  • Establecer una clave formada por una combinación aleatoria de mayúsculas, minúsculas, números y símbolos.

Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios