BAQUIA

El 80% de los PCs zombi están en casa

En los últimos años se ha consolidado en Internet una economía sumergida que en 2010 continuará moviendo decenas de miles de euros gracias a la difusión del malware. Según la compañía de seguridad G Data, tanto se han profesionalizado los ciberdelincuentes que organizan y manejan estos bazares ilegales que parte de sus beneficios los invierten en mejorar sus infraestructuras y técnicas de ataque.

Este año se sofisticarán dos de las herramientas clásicas en los ciberataques, los rootkits (aplicaciones para controlar los sistemas afectados de forma remota), y el phishing,

Este último irá dejando de ser masivo para adaptarse a una víctima concreta, lo que se concede como spear phishing: estafas dirigidas a los empleados de una empresa u organización, sólo a un determinado departamento, o incluso a particulares a partir de, por ejemplo, la información obtenida en las redes sociales en las que participa.

Todas estas actividades se controlan desde las llamadas botnets, redes masivas de PCs zombi manejados a distancia. Según G Data, aproximadamente el 80% de esos equipos pertenecen a usuarios particulares, por lo que recuerda ua vez más la importancia de contar con medidas efectivas y actualizadas de protección

También se incrementará el número de ataques que nacen desde servidores web previamente capturados por los cibercriminales, especialmente sitios con contraseñas débiles y agujeros de seguridad, y los ataques conocidos como drive by download, que infectan de forma masiva a aquellos internautas que acceden a un sitio determinado aprovechando brechas de seguridad del navegador.

G Data destaca los tres objetivos principales que los ciberdelincuentes perseguirán en 2010:

  • Redes sociales y Web 2.0: ninguna aplicación 2.0 está libre de contener algún error de programación o vulnerabilidad que no pueda ser utilizada para la distribución de malware. La estrategia de los cibercriminales pasará sin duda por explotar las infinitas posibilidades de las redes para sus fines, contando en numerosas ocasiones con la “colaboración” de aquellos usuarios que facilitan sin preocupación sus datos personales.
  • Windows 7. Desde su introducción en octubre de 2009 ha recibido pocas críticas, pero si nos ceñimos al terreno de la seguridad podemos decir que ha sacrificado determinadas funciones para mejorar la usabilidad y conseguir un producto más sencillo e intuitivo, reservando sus principales mejoras para las versiones de empresa. Los creadores de malware pondrán a Windows 7 en el punto de mira durante 2010, adaptando técnicamente las amenazas al nuevo sistema operativo.
  • La expansión de los servicios de computación en la nube (cloud computing) está atrayendo a cibercriminales que intentan acceder a servidores repletos de datos, en ocasiones compartidos por diferentes compañías.

Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios