BAQUIA

El adiós a la inocencia de Google

Google sigue manteniendo su famoso lema “Don’t be evil” (No seas malo) en la página donde recoge su código de conducta, aunque cada vez le cuesta más mantenerlo: ya tiene su propia oficina en Washington para presionar y convencer a los políticos en los pasillos de la Administración, y si la UE sigue cuestionando su política de tratamiento de datos personales, pronto tendrá que abrir una sucursal en Bruselas.

Otro terreno que empieza a frecuentar más de lo que seguramente desearía es el de las demandas judiciales: desde las que le reprochan algo tan baladí como violar la intimidad de un gato con su nuevo Street View, hasta las que la propia Google interpone a otro coloso como Microsoft, al que acusa de torpedear con su Windows Vista el buen funcionamiento de algunos de sus programas. A este paso, dentro de poco Google, además de captar a la elite de los programadores e ingenieros de software, deberá empezar a reclutar a los mejores abogados. ¿Les dejarán también un 20% de tiempo libre para que piensen en nuevos pleitos?


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios