BAQUIA

El baile de los precios

No es raro encontrar filas de consumidores en los supermercados esperando para conseguir una muestra gratuita de un queso holandés nuevo, o de un yogur cargado de propiedades casi milagrosas. Y es que en España se sigue la máxima de “si algo es gratis, cógelo”, un lema que beneficia sobremanera a ese tipo de marketing directo. Por eso, no es descabellado pensar que cualquier persona que pueda optar entre dos productos iguales, elegirá siempre el más barato y, sobre todo, aquel que sea por cualquier motivo gratuito.

Pero parece ser que no todo el mundo piensa de la misma manera o, al menos, en el Ayuntamiento de Barcelona. Si bien en julio de 2004 el tripartito gobernante aprobó una ley por la que se comprometía a realizar una migración masiva de todos los sistemas informáticos del Ayuntamiento hacia el software libre e, incluso, se acordó instalar el sistema OpenOffice en todos los equipos, los políticos responsables de dichas medidas han preferido pagar unos cuantos miles de euros a Microsoft en concepto de licencias.

Concretamente, han desembolsado la nada desdeñable cantidad de 524.000 euros para adquirir nuevas licencias de Microsoft Office. Ante las numerosas voces que se han manifestado en contra de esta decisión, y que han recordado a los políticos los compromisos suscritos hace tres años, los responsables han asegurado que la migración hacia el software libre era “demasiado cara”.

Lo curioso de todo el asunto es que cualquier hijo de vecino sabe que estos sistemas son completamente gratuitos… pero, pese a ese pequeño detalle, el Ayuntamiento ha defendido su decisión esgrimiendo argumentos basados en los costes que supone la migración de sistemas, y los posibles errores que podrían generar los programas de software libre al abrir documentos creados en el entorno de Microsoft.

Y es que pese a ser gratuitos y, en muchos casos, más robustos que los programas de la compañía de Redmond, parece que el software libre no ha convencido a los responsables del consistorio. ¿Qué pensará Bill Gates de todo este embrollo?


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios