BAQUIA

El boom de la telemedicina

Wayne Wilson se alegra cuando la voz computerizada le dice que su presión sanguínea y los latidos del corazón están bien. Este anciano de 82 años cuida seriamente su salud con chequeos semanales en un quiosco electrónico interactivo del hogar de ancianos de Beverwyck (EEUU), donde reside, informa la agencia AP.

Wilson forma parte de un grupo cada vez mayor de personas que siguen de cerca sus síntomas vitales a través de la telemedicina, una moderna tecnología que permite a las instituciones dedicadas al cuidado de la salud realizar chequeos mediante vídeos. Incluso se están produciendo ya implantaciones de fármacos vía wireless.

La tecnología puede ser tan básica como los quioscos que utiliza Wilson, que transmite los resultados de la presión sanguínea y del peso a una instalación remota que está a cargo de una enfermera. En aparatos aún más sofisticados, médicos en vivo aparecen en una pantalla para escuchar desde los latidos hasta los movimientos de los pulmones de un paciente.

Algunas máquinas captan con la cámara pacientes con lesiones, de modo que los médicos pueden decirles cómo curar de forma apropiada una herida.

Aunque se cree que esta tecnología no sustituirá a las consultas personales, J. Edward Hill, presidente de la Asociación Médica Americana, está de acuerdo en que puede realzar notablemente la relación entre los pacientes y los médicos.

Sus defensores dicen que la telemedicina puede también ahorrar mucho tiempo y dinero a la hora de cuidar a las personas que necesitan atención médica con frecuencia, sobre todo pensando en la alarmante carencia de enfermeras que sufre EEUU.

Por otra parte, la tecnología ayuda a que los pacientes tengan más paz mental. \”Todos los días quiero asegurarme de que estoy vivo\”, bromea Thomas DiFrancesco, de 87 años, uno de los cincuenta residentes del hogar de ancianos Beverwyck, en Albany, que emplean el quiosco.

Aunque hay poca información para seguir la evolución de la nueva tecnología, sí hay suficientes pruebas para afirmar que cada vez más personas utilizan la telemedicina.

El número de compañías que fabrican aparatos televisivos para el cuidado de la salud se ha triplicado en los últimos tres años, hasta alcanzar los quince. La Administración de Veteranos tiene planeado duplicar para el año próximo la cantidad de pacientes que utiliza este tipo de cuidado sanitario y llegar a 20.000, dijo Jonathan Linkous, director ejecutivo de la Asociación Americana de Telemedicina.

Alrededor de 3.500 hospitales, clínicas, escuelas y otras instalaciones emplean hoy en día la telemedicina, 2.000 más que hace seis años, agregó Linkous.

Varios estudios demuestran que los pacientes que usan la telemedicina acuden con menos frecuencia a las salas de emergencia y a los hospitales.

Un informe realizado por Kaiser Permanente comparó dos grupos de cien pacientes y halló que el grupo que utilizó la innovadora tecnología disminuyó los ingresos en doscientos días entre mayo de 1996 y noviembre de 1997.

Las compañías de cuidado de la salud pueden detectar más a tiempo los síntomas de alerta y tomar medidas para evitar una embolia o un ataque cardíaco, explica Johanna Lupoli, enfermera de Eddy VNA especializada en telemedicina.

De igual modo, los pacientes tienden a estar menos alarmados por los síntomas cuando tienen asistencia médica a mano, observa Cheryl Articola, administradora de programa de la Asociación de Enfermeras Eddy Visiting, en Troy.

En Eddy VNA, los pacientes que comienzan a emplear la telemedicina tuvieron una disminución de permanencia en las salas de emergencia del 29%, y del 37% en hospitalizaciones.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios