BAQUIA

El caos de los impuestos online

Los pequeños comercios de la Red de Estados Unidos están enredados en una maraña legal que les impide determinar qué deben hacer con los impuestos sobre las transacciones online: unos cobran todos los productos, otros ninguno y los terceros se atreven sólo con unos cuantos.

Una encuesta de Gallup Internacional confirma que el actual debate sobre los impuestos en la Red está sembrando la confusión entre las cibertiendas, que no saben ni sobre qué ni a quién deben rendir cuentas de sus transacciones. De los 750 pequeños negocios entrevistados, el 20% de los que venden directamente por Internet cargan con tasas cada venta, el 40% no lo hacen nunca y el restante 33% incluye impuestos sólo en determinadas transacciones.

El tribunal Supremo estableció en 1992 que los comerciantes interestatales deberían recaudar impuestos sólo de los compradores de aquellos estados donde la compañía tuviera \”vínculos\” o \”presencia física significante\”.

Tal impreciso precedente judicial unido a las 7.100 diferentes —que a menudo entran en conflicto— jurisdicciones locales y estatales (cada una con atribuciones para colectar impuestos), traen de cabeza a los negocios online, especialmente a los pequeños empresarios.

Para acabar de liar la madeja, este asunto se mezcla con la moratoria de los impuestos sobre Internet (para gravar el acceso, por ejemplo), que expira el próximo 21 de octubre. \”Aquellos que no están cobrando impuestos piensan que la moratoria incluye los impuestos sobre las ventas\”, según Neil Osten, portavoz de la Conferencia Nacional de Legisladores Estatales, quien también afirma que la misma confusión se puede encontrar entre los miembros del Congreso.

  • En Newsbytes


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios