BAQUIA

El caos se apodera del fisco británico tras una estafa online sin precedentes

Una banda organizada que se hacía pasar por trabajadores ferroviarios ha ocasionado un desfalco de 22 millones de euros en el erario público de Reino Unido. Al menos esta es la cantidad que se ha contabilizado hasta ahora, aunque los expertos que están investigando el caso ya se hacen cruces pensando que la cifra total será mucho más elevada.

La banda organizada suplantaba la identidad de miles de ferroviarios a través de Internet para robar. Así de crudo y de claro. Uno de cada siete trabajadores de la empresa ferroviaria Network Rail ha sido víctima de este fraude de enormes proporciones que ha provocado el caos en el sistema fiscal británico.

Al menos 13.000 empleados se han visto afectados, y se teme que otras compañías hayan sido igualmente víctimas de la estafa. Network Rail fue alertada del problema la pasada semana por funcionarios del Tesoro, y actualmente se lleva a cabo una investigación de lo ocurrido.

Utilizando el nombre, la fecha de nacimiento y el número de identificación de los empleados de la citada compañía, las bandas reclamaron diversos pagos a través del portal del fisco británico.

Los estafadores llegaron a embolsarse en algunos casos hasta cien libras -casi 150 euros- al mes por persona, mediante el truco de alterar el número de hijos y la situación laboral del trabajador cuya identidad habían robado.

El portal, cuyos servicios son utilizados por una media de 500.000 personas cada año, se cerró finalmente el pasado 2 de diciembre, después de que el Gobierno admitiese el fraude. Los expertos policiales sospechan que la banda contaba con la ayuda de funcionarios públicos y temen que haya otras grandes empresas perjudicadas por el robo de datos.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios