BAQUIA

El CD sigue vivo

Cualquier amante de la música conoce la emoción que se siente al quitar el precinto de un disco compacto recién comprado, abrir la caja, oler la tinta de la carátula, leer los créditos o las letras de las canciones, insertarlo en un reproductor para escucharlo por primera vez… Ni comparación con apretar un par de clics de ratón y ejecutar una fría descarga digital. Por eso, a los CDs aún les queda cuerda, por lo menos entre los más melómanos. Según una encuesta elaborada en el Reino Unido, tres de cada cuatro siguen prefiriendo el soporte físico a las descargas digitales.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios