BAQUIA

El CEO de Nokia lo suelta todo

Stephen Elop debe haberse quedado a gusto después de enviar el correo interno a sus empleados, donde repasa de forma sincera y descarnada la situación de la compañía.

Tan impactante resulta que inicialmente se pensó que el mensaje, al que ha tenido acceso Engadget, podría ser falso o una broma. Pero no, parece que es auténtico.

Elop utiliza una metáfora en la que un hombre se despierta en mitad de la noche al escuchar una explosión en una plataforma petrolífera. Aturdido y asustado, consigue llegar al borde de la plataforma, y se da cuenta de que sólo tiene dos opciones: dejar que las llamas le consuman o lanzarse a las frías aguas del Océano Atlántico.

Ante esta situación, decide lanzarse al gélido océano, algo que no haría en circunstancias normales. Pero estas no son circunstancias normales: su plataforma se ha incendiado. Por suerte, el hombre es rescatado, y después contará que “una plataforma en llamas cambió su vida”.

No hay que ser un genio de la crítica literaria ni un experto en psicología freudiana para interpretar el mensaje: la plataforma incendiada no puede ser otra que Symbian (o MeeGo), y al desesperado empleado (la propia Nokia) no le queda otra que abandonarla. Por suerte encuentra un salvador, aunque aún no sabemos si se trata de Windows Phone 7 o de Android.

Además de esta pequeña fábula, otras “perlas” destacadas del documento se resumen en:

– “Mientras nuestros competidores (Apple y Android) incendiaban nuestra cuota de mercado, ¿qué pasaba en Nokia? Nos quedamos atrás, perdimos grandes oportunidades y perdimos tiempo. En ese momento, pensamos que estábamos tomando las decisiones correctas, pero con el beneficio de la perspectiva, nos encontramos ahora con años de atraso”.

– “El primer iPhone salió en 2007, y todavía no tenemos un producto que se acerque a su experiencia. Android apareció dos años después, y esta semana han ocupado nuestra posición de líderes en los smartphones, Increíble”.

– “Tenemos algunas fuentes de innovación brillantes dentro de Nokia, pero no las estamos llevando al mercado lo suficientemente rápido”.

– “Symbian ha demostrado no ser competitivo en mercados lideres como Norteamérica. Se ha convertido en un entorno complicado para desarrollar y cubrir las crecientes expectativas de la gente, llevando a lentitud en el desarrollo de productos y creando una desventaja cuando intentamos sacar partido de las nuevas plataformas de hardware”.

– “En la gama de precios de gama baja los chinos sacan un aparato más rápido de lo que tardamos en hacer un PowerPoint . Son rápidos y baratos, nos desafían”.

– “La batalla entre aparatos se ha convertido en una guerra de ecosistemas. (…) Nuestros rivales no nos están quitando el mercado con aparatos, sin con ecosistemas. Eso significa que tenemos que decidir cómo construimos, catalizamos o nos unimos a un ecosistema”.

¿Por qué un mensaje tan profundamente crítico hacia su propia empresa? Como apunta el analista Lee Simpson en BBC News, podría tratarse de una disculpa ante accionistas e inversores, que ven como la que fue la compañía líder mundial en telefonía durante más de una década, se desploma incapaz de competir con los rivales surgidos los últimos tres años.

El viernes, en una conferencia en la que dará a conocer la estrategia a medio y largo plazo de la compañía, conoceremos el nombre del ángel de la guarda al que se va a encomendar Nokia. Hagan sus apuestas: ¿Android o WP7?


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios