El contenido generado por el usuario no es el negocio esperado

El contenido generado por los usuarios de la Red parecía destinado a convertirse hace dos años en la solución para crear nuevos medios de comunicación, y un sinfín de nuevos modelos de negocio.

Va pasando el tiempo, y este tecnomito, al igual que tantos otros, se va diluyendo poco a poco.

YouTube es donde se ven aproximadamente la mitad de todos los vídeos online. El cambio que la plataforma está experimentando es gradual, y perceptible sólo para quien está atento. Pero a juzgar por el creciente número de empresas de contenidos, como la CBS, que ofrecen sus programas a través de YouTube, el posicionamiento de la plataforma está cambiando.

Y cambia hacia convertirse cada vez más en una plataforma tecnológica multimedia que compite con las redes de televisiones online y webs corporativas de cadenas de televisión.

El hecho de que YouTube no haya sabido o podido todavía dar con un modelo de negocio para sus toneladas de vídeos ‘caseros’ es uno de los lastres del contenido generado por el usuario: no se sabe cómo hacer negocio con él.

En su lugar, YouTube se está convirtiendo en una pieza más de la gigantesca batalla por captar la atención de los espectadores. Y cuando hablamos de espectadores hablamos de contenidos profesionales.

Estoy convencido de que los grandes grupos mediáticos cada vez pondrán y emitirán más contenido a través de YouTube. Contenidos producidos a medida para YouTube: series, películas, etc. O bien contenidos emitidos por TV y además por YouTube. Al fin y al cabo, el espectador está online en cualquier caso, y YouTube es un escaparate con una marca conocidísima y ya posicionada.

Una de las consecuencias más interesantes de todo lo que está ocurriendo es una nueva tendencia: el futuro del vídeo no estará determinado por las productoras ni por el público, sino por los anunciantes. Es decir, las empresas que quieren vender algo y su publicidad determinarán los contenidos a producir y a quién van dirigidos. Y es muy posible que esta tendencia no afecte sólo al vídeo, sino a cualquier tipo de contenido en Internet.

En mi opinión el fenómeno del “contenido generado por el usuario” es de momento -y probablemente seguirá siéndolo- poco más que un fenómeno cultural, y el caso de los vídeos es el exponente más claro de ello.

Blog: Convence.com.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios