BAQUIA

El creciente problema de la basura electrónica

Las computadoras y demás aparatos electrónicos que los países del primer mundo envían a los países en vías de desarrollo para ser reciclados están provocando serios problemas medioambientales y de salud según afirma el diario New York Times citando un informe elaborado por varias organizaciones relacionadas de algún modo con este problema.

Según este estudio, entre el 50% y el 80% de los productos electrónicos recolectados en los Estados Unidos viajan en barco hasta países pobres como China, India o Pakistan para ser reciclados. En la mayor parte de los casos, el proceso mediante al cual los trabajadores de estas zonas del mundo manipulan esta basura tecnológica (monitores o circuitos electrónicos por poner un par de ejemplos) en condiciones poco recomendables, por lo que se acaban produciendo problemas ambientales, afectando principalmente al agua, y toxicólogicos.

Y lo que es aún peor, mientras que la Unión Europea se está moviendo para intentar que las compañías se hagan responsables de sus productos, sobre todo cuanto contienen materiales potencialmente peligrosos, en los Estados Unidos no han mostrado ningún interés en hacer lo mismo.

La Environmental Protection Agency calculó el pasado año que en 1997 los estadounidenses produjeron unos 3,2 millones de toneladas de basura electrónica, una cifra que debe haber experimentado un considerable aumento desde entonces. La National Safety Council estima que entre 1997 y 2004 quedarán obsoletas 315 millones de computadoras personales, que encierran componentes especialmente tóxicos. Como bien dice Ted Smith, director ejecutivo de la Silicon Valley Toxics Coalition, hemos creado un problema al que debemos enfrentarnos.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios