BAQUIA

El culebrón HP-Compaq, visto para sentencia

Ya hay fecha: el 19 de marzo ha sido el día elegido para proceder a la votación en la que se debe aprobar o denegar la fusión entre Hewlett-Packard y Compaq Computer. En caso de recibir el visto bueno, se convertiría en el mayor acuerdo del sector de toda la historia.

A la votación están convocados los accionistas de ambas firmas. Walter Hewlett, hijo del co-fundador de la empresa Bill Hewlett, ha animado a través de correo electrónico a todos los familiares de los fundadores, que representan el 18% del accionariado, a que se pronuncien en contra del acuerdo, valorado en 23.000 millones de dólares.

Sin embargo, la campaña en contra de Walter Hewlett tiene pocos visos de fructificar. Como ha reconocido el portavoz de Compaq, Arch Currid, no sería una sorpresa que la fusión se materializara gracias a los votos de los accionistas.

Las buenas previsiones de resultados que HP ha anunciado para el primer trimestre, junto la aprobación por parte de la Comisión Europea a la fusión, ha supuesto un punto a favor de los que se muestran favorables al acuerdo. Carly Fiorina, CEO de HP, aseguró que más de la mitad de los accionistas de la compañía votarán a favor del acuerdo.