El declive de los PCs en Japón

Si Japón representa la vanguardia tecnológica mundial, más de uno debería empezar a preocuparse a la vista de las tendencias que muestra la sociedad nipona. Concretamente los fabricantes de PCs, que ven como sus máquinas, durante años el producto estelar en el sector de los bienes de consumo tecnológicos, pierden cada vez más protagonismo.

La tendencia es especialmente notoria entre los adolescentes y jóvenes, que sitúan un ordenador nuevo muy atrás en su lista de prioridades. Para ellos resulta mucho más atractivo un smartphone que funcione como un ordenador de bolsillo, una consola de última generación con la que también pueden acceder a Internet, o un grabador DVR, ya disponibles con varios Terabytes de memoria. Y cualquiera de estos aparatos cuesta lo mismo o menos que un PC nuevo.

La disminución de las ventas de PCs en Japón ya es visible. Según los datos de IDC, las ventas han caído durante cinco trimestres consecutivos, y no parece haber ningún síntoma de recuperación: en el segundo trimestre de 2007, las ventas de PCs de sobremesa cayeron un 4,8%, y los portátiles un 3,1%. Las ventas de empresas como NEC o Sony no dejan de disminuir desde 2006, y Hitachi ya se ha retirado del negocio del PC doméstico.

Ante esta situación, los analistas se preguntan si este será el primer mercado tecnológicamente avanzado en el que se aprecie un retroceso significativo en el uso del PC, 25 años después de que los ordenadores entraran en los hogares para revolucionar el modo de vida contemporáneo, y si esta tendencia se trasladará posteriormente a otros países.

Una de las razones que explican esta situación es la pérdida de glamour de los ordenadores. A los consumidores ya no les impresiona que un PC incorpore más capacidad de procesamiento o de memoria. Para ellos son mucho más atractivos televisores de pantalla cada vez más grande o móviles con más funciones.

También, el PC ha perdido la exclusiva que tenía sobre muchas aplicaciones, que antes sólo se podían completar en la pantalla del ordenador. Millones de japoneses descargan música directamente en sus móviles, que también usan para comprar online y jugar; las cámaras se comunican directamente con las impresoras, y las películas se descargan en el disco duro del televisor. Incluso la red social que más crece en los últimos tiempos, Mobagay Town, está diseñada exclusivamente para móviles.

En definitiva, quedan pocas dudas de que el PC ha entrado en su ocaso en el país del sol naciente.

www.baquia.com


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios