BAQUIA

El dilema del directivo mejillón

Hay quien dice adiós en un momento inoportuno y saliendo por la puerta falsa, y quienes no lo hacen hasta que no les queda otra. Y es que soltar el bastón de mando es para algunos un trance demasiado traumático como para atreverse a afrontarlo con dignidad y valentía. Lo importante es darse cuenta de que ha llegado el momento de ceder el paso a alguien con más energías, ideas o preparación, y no aferrarse al sillón presidencial como un mejillón a una roca.
Por suerte, los directivos del sector de las tecnologías son menos propensos que otros a ejercer esta práctica, pues trabajan en un sector novedoso en el que se les suponen cualidades como la creatividad, el carisma, los conocimientos vanguardistas o las ganas de trabajar. Claro que siempre existe el peligro de que lleguen un par de tipos y les dejen en una posición comprometida desarrollando un proyecto brillante en el garaje de su casa. Más


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios