BAQUIA

El dinero te está mirando

Tuve la oportunidad de vivir en primera persona el primer boom de Internet y creo que voy a poder también disfrutar del segundo.

Entré en Internet en el año 98 con el lanzamiento primero de LegalSite.net y después con un proyecto que aún está vivo en manos de otros y que muchos recordaréis, Fraganzia.com. Consiguió una enorme repercusión, alcanzamos cifras de pedidos aceptables para la época, hicimos una gestión lo más controlada posible pero la vorágine del momento y lo difícil del sector de la perfumería selectiva nos hizo caer. Y también mi falta de experiencia como empresario tratando con capital riesgo y entrando en juegos de ligas superiores a las PYME que siempre he creado con capital personal y mucho, mucho esfuerzo.

Internet en los 90 estaba basada en expectativas y ambición. Y las expectativas las generaban los consultores y analistas más importantes del mundo. El dinero, la sensación de estar inmersos en algo que cambiaba el mundo, la rapidez, la vorágine de los medios, el protagonismo que alcanzamos… Era difícil negarse ante una ceguera colectiva en la que todos estábamos inmersos.

Pero varios años después aquí estamos. Con experiencia, trayectoria y conocimiento.

Algo está pasando de nuevo

El dinero vuelve a la red con fuerza. Y esta vez parece que es para quedarse. Muchas cosas han cambiado desde entonces, que permiten tanto al capital como a los emprendedores trabajar con otros criterios:

  • Disponemos de históricos y referencias.
  • Sabemos qué funciona en estrategias, marketing y productos.
  • Las métricas permiten comparar y valorar. Recuerdo las valoraciones por usuarios registrados y por visitantes. Parecían no tener sentido. Pero ahora tienen toda su vigencia. Y si no… ¿A cuánto pagas tu clic en Google? ¿Cuánto vale cada visita que tiene eDreams para otra agencia de viaje? ¿Cuál es tu ratio de conversión? ¿Y tus ingresos por mil impresiones?
  • Hay mercado. Y esa es tal vez la más importante de las diferencias. Empresas españolas que hacían 1 y 2 pedidos diarios en el año 99 hacen hoy más de 300.
  • Hay beneficios. Como demuestran muchas de las puntocom que cotizan o ejemplos españoles como eDreams, Atrapalo, DVDgo, Rumbo y muchos más.
  • Hay operaciones. Que, aunque no deben ser el objetivo final, están en la mente de las empresas de VC: Yahoo compra Flirck, AOL compra WebLogs Inc, Google compra… de todo, Ask compra Bloglines, NYT compra About.com, Yahoo compra Kelkoo, PCCity compra AreaPC…

Las noticias de las compañías que vuelven a Internet se multiplican, las heridas en los VC han sido cerradas, el efecto Google, la multitud de empresas dando beneficios, operaciones de compra venta, nuevas salidas a bolsa… Todo esto hace que se vuelvan los ojos hacia nosotros. Hacia ti.

Conozco el perfil de quien me lee. Emprendedores. Con formación. Capacidad de dirección ya demostrada. Experiencia en la Red. Conocimiento tecnológico. Descubridores de tendencias. Ultraconectados con toda la última información en sus manos.

Muchos tenemos ya proyectos en marcha. Una mayoría combina servicios de desarrollo y marketing a clientes que nos dan de comer con ideas en el tintero que desarrollamos quitando horas al sueño y el descanso.

Ha llegado el momento

Hoy me siento de nuevo -humildemente- en el ojo del huracán. Estamos ante el momento de que el espíritu emprendedor vuelva a tomar toda la fuerza que tuvo en los 90, pero basado en los profesionales que sobrevivieron combinado con otros que ya han vivido toda su carrera profesional inmersos en la Red.

El mundo económico y social se vuelve de nuevo hacia nosotros. Esperan que seamos capaces de liderar un movimiento que nos permita dar el salto tecnológico que el país necesita. Y además, debemos hacerlo respetando los principios en los que creemos.

El capital debe ser bienvenido si cree en nuestra forma de entender Internet como empresa y medio de comunicación. Es la gasolina que necesitas para adelantar en tiempo y mercado tu proyecto. Y tú eres la idea, ilusión y trabajo que ellos necesitan para rentabilizar su capital. Una simbiosis que, en la situación actual, todos necesitamos.

Considero la puesta en marcha de empresas y proyectos como uno de los grandes actos creativos de nuestro tiempo. Y el dinero es la materia prima para hacerlo añadiendo valor a todas las partes: emprendedor, capital, trabajadores y sociedad.

Volvemos a un momento mágico en el que todo lo que soñamos en los 90 está haciéndose realidad más allá de lo imaginado. Y estamos inmersos en ello.

No se viven momentos como este todos los días, así que trabaja y disfruta.

Blog: Trabajar sin conexión.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios