BAQUIA

El Droid X de Motorola se autodestruye si se hackea

En cuanto sale a la venta un smartphone medianamente conocido, comienza una carrera contrarreloj entre programadores de todo el mundo por ser los primeros en anunciar el jailbreak del dispositivo y colgar el vídeo o el tutorial en Internet, con la gloria cibernética que eso conlleva.

Pues bien, el nuevo Droid X de Motorola acaba de llegar al mercado estadounidense con gran éxito entre la crítica y todas las papeletas para convertirse en el gran teléfono Android del momento, agotándose en las tiendas según llegaba a las estanterías.

Normalmente, este protagonismo le convertiría en el objeto de deseo de los aficionados al jailbraking y a buscar la root del teléfono. Pero en este caso, hay un riesgo añadido.

Al parecer, el dispositivo viene con un sistema integrado que responde al nombre de eFuse, y que inutiliza el teléfono si el usuario intenta, por ejemplo, cambiarle el sistema operativo. Si esto ocurre, no hay más remedio que acudir a Motorola, donde probablemente cobren la reparación porque jugar con el software del teléfono viola la garantía.

Claro que en el fondo, todo esto no es más que un desafío para que lo intenten con más ganas, aunque sea destrozando un par de teléfonos por el camino. Y ya han aparecido los primeros que prometen que aunque complicado, hackear el cacharro no es imposible.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios