BAQUIA

El DVD empuja al vídeo bajo demanda al abismo

Siempre hay algo que impide que la eterna promesa el vídeo bajo demanda (Video on Demand o VoD) florezca. En esta ocasión el inesperado aguafiestas que ha impedido que esta atrasada revolución tuviera su momento de gloria ha sido el DVD.

Muchos operadores de cable estadounidenses confiaban en que 2002 fuera el año en el que el VoD despertara de una vez. De hecho el servicio a finales del presente año estará disponible para unos 4 millones de hogares, cuando un año antes no llegaba al millón. Los más optimistas calculan que en 2006 38 millones de casa cuenten con la posibilidad de disponer de películas a la carta cómodamente.

Y las cosas han cambiado porque no se suponía que el DVD fuera a cosechar el éxito que está teniendo. Según Adams Media Research, ya hay 25 millones de hogares en ese país con al menos un reproductor de DVDs, y en 2006 habrá unos 70 millones. En gran parte gracias a las consolas de videojuegos PlayStation 2 y Xbox que también reproducen estos discos.

Pero la tecnología que ha salvado a las compañías que viven del alquiler de películas y que está incrementando los ingresos de los grandes estudios que cada vez se preocupan más por incluir contenidos nuevos en sus lanzamientos en DVD, está levantando serias dudas sobre el futuro del VoD.

Tom Adams, presidente de Adams Media Research, ha dejado bien claro que no cree que la gente que ahora paga unos 60 dólares al más por su servicio de cable esté dispuesta a pagar otros 20 de media por el vídeo bajo demanda.

Tampoco el mercado concede mucho crédito a esta apuesta de los cableros. Mientras las acciones de Blockbuster se han incrementado cerca de un 50%, los suministradores de tecnología relacionada con el VoD como Concurrent y SeaChange se han hundido después de la explosión de 2001. Tambie´n las compañías de cable se están resintiendo con caídas del 20% en el caso de Cox o del 60% para Charter y Cablevision Systems.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios