BAQUIA

El efecto Bugbear.B deja al descubierto la seguridad informática de miles de compañías españolas

El efecto Bugbear.B sigue causando graves daños en los entornos corporativos españoles. De todas las consultas recibidas esta mañana en la red de servicio de Soporte Técnico de Panda Software, más del 50% correspondían a compañías con parques informáticos de más de 2.000 ordenadores. Esto significa que el inicio de la jornada laboral tras el descanso del fin de semana -tal y como informaba ayer Panda Software-, ha propiciado la difusión del virus cuando se han vuelto a reiniciar los sistemas.

Además, Panda software está detectando otro efecto colateral: cuando el virus infecta un PC, inmediatamente desactiva los programas de seguridad antivirus que puedan encontrarse instalados. Este hecho está provocando que las compañías se estén infectando con otros códigos maliciosos que circulan a través de e-mail e Internet -para los que hay solución hace tiempo-, que aprovechan la bajada de defensas provocada por Bugbear.B para introducirse en las empresas.

Así, en estos momentos, existen numerosos entornos paralizados no sólo por el efecto de Bugbear.B, sino por otros virus. Un claro ejemplo de ello es el gran número de incidencias provocadas por el nuevo gusano Mapson, un código malicioso de origen mexicano que en tan solo 24 horas se ha colocado a la cabeza de los más dañinos. Concretamente, en estos momentos ocupa ya la segunda posición de la lista de los diez virus más frecuentemente detectados por la solución antivirus online y gratuita Panda ActiveScan.

Mapson hace uso de la ingeniería social para tratar de engañar a los usuarios y conseguir que ejecuten el archivo en el que el gusano llega al equipo. Para ello, el e-mail que contiene a Mapson puede presentar varios asuntos y cuerpos de mensaje, así como nombres de archivo adjunto y direcciones de remite

Además, Mapson puede enviarse a través de aplicaciones de intercambio de archivos peer-2-peer (P2P) tales como Kazaa, EDonkey o Morpheus, entre otros. Para ello, crea, en los directorios donde se almacenan los archivos compartidos a través de dichos programas, una gran cantidad de ficheros con nombres atractivos para los usuarios y que hacen alusión a artistas famosas, programas informáticos, etc.

Sin embargo, Mapson es un código malicioso que, por sus características -muy similares a las de otros gusanos de correo electrónico y aplicaciones peer-to-peer (P2P)- no debería haber tenido mayores consecuencias. Esto podría explicarse por la existencia de un gran número de ordenadores afectados por la acción de Bugbear.B sin que el usuario sea consciente de ello y que, por lo tanto, son vulnerables ante las acciones de otros códigos maliciosos. Por ello, no debe descartarse que pueda ocurrir algo similar con nuevos virus que puedan aparecer o con algunos de los que se encuentran habitualmente en circulación.

En cualquier caso, debido al alto número de incidencias registradas, Panda Software ha puesto gratuitamente a disposición de todos los usuarios la aplicación PQREMOVE, capaz de limpiar y restaurar cualquier equipo que haya podido resultar afectado por Mapson.

Asimismo, también puede ser descargada gratuitamente la aplicación PQREMOVE, especifica para la eliminación de Bugbear.B.

Ante las incidencias provocadas por Bugbear.B y Mapson, Panda Software aconseja extremar las precauciones con cualquier mensaje de correo electrónico recibido, así como actualizar de inmediato las soluciones antivirus. La multinacional española ya ha puesto a disposición de sus clientes las correspondientes actualizaciones de sus productos para la detección de ambos códigos maliciosos, por lo que, si no tienen su software configurado para realizarlo de modo automático, pueden proceder a actualizar sus antivirus desde http://www.pandasoftware.es.

Además, los usuarios que lo deseen pueden analizar online sus sistemas con la solución antivirus gratuita Panda ActiveScan, que se encuentra disponible en la página web de la compañía.

Para más información:

Esther Palma / Mª del Puy Ignacio

Tfno.: 91 806 37 00


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios