BAQUIA

El efecto Robin Hood

Se ha publicado en EEUU las conclusiones de una investigación demoledora para los intereses y planteamientos de la industria tradicional del cine. La quinta parte de la población internauta estadounidense (unos 32 millones de usuarios) ha descargado alguna vez una película de Internet, y 20 millones de usuarios lo hacen habitualmente. El 80% de los que descargan películas utiliza redes P2P, es decir, no pagan nada.

Y sin embargo, bajarse de Internet un contenido protegido con derechos de propiedad intelectual no les hace sentirse en absoluto culpables. La gente considera más grave robar un DVD de una tienda o aparcar en zona reservada para los bomberos que descargarse una película. Es lo que los investigadores denominan “el efecto Robin Hood”: los consumidores creen que los estudios y las estrellas de cine ya son lo bastante ricos, y por eso no puede hacerles ningún mal descargar una peli de la Red. Otros, menos románticos, optan por el término “piratas”

Un último dato: el número de personas que se bajan películas se dobló de 2005 a 2006. Y subiendo…


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios