BAQUIA

El exabrupto de los cineastas españoles

Un grupo de relevantes cineastas españoles la ha emprendido contra Internet y sus usuarios, a propósito de la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual. En este sentido, redactaron hace un mes un manifiesto. El texto no tiene desperdicio, por lo plagado de sandeces.

Por ejemplo ésta, refiriéndose a la piratería: \”Lo que se busca es poner a los creadores en una situación de mayor dependencia con la industria, lo que los convertiría en meros proveedores de contenidos\”.

Sin embargo, esa precisamente es la situación de los artistas -de cualquier disciplina-, ya que tienen que adaptarse a determinadas exigencias del mercado si desean que sus discos, películas, etc, salgan adelante. Por otro lado, la Red es una herramienta que permite desentenderse de los cánones de la industria para crear.

Pero parecen incapaces de entender la libertad que otorga Internet. Estos cineastas se suelen quejar de que no tienen la cuota de pantalla que desearían. Bien; la Red es ideal en este sentido para dar a conocer sus obras, ¿no creen?

Es lo que tiene ser un paniaguado; que se acostumbra uno a depender de la subvención de turno, da igual que se produzcan bodrios (según lo más probable) que obras maestras.

Con escasísimas excepciones –casi nos atrevemos a decir que únicamente Almodóvar, personaje de culto en EEUU-, estos cineastas deben estar hartos de sucumbir ante el poder de las producciones estadounidenses, donde por otra parte tampoco es oro todo lo que reluce, y entonces han decidido emprenderla contra Internet, que lo único que garantiza es la desaparición de los intermediarios (¿y quién los necesita?), en ningún caso de sector cultural alguno.

Buscando la excepción cultural

La excepción cultural, de la que Francia, ese país que diríase que se basta a sí mismo, es el principal paladín, tampoco es la solución de los pretendidos males que aquejan a estos señores, pues sólo garantiza la producción de películas nacionales; de ninguna forma su calidad. ¡La solución, señores, es que hagan buenas películas!.

De modo que tomarla con los usuarios de Internet es despejar la pelota hacia los cerros de Úbeda, y una cobardía inmensa. Pero además un acto de desagradecimiento supino. Como decimos, el arte de la subvención consiste en premiar el trabajo independientemente de su valía; por real decreto.

Sin embargo, si se les preguntara a las personas qué deriva quisieran que tomaran sus impuestos, a buen seguro que muchos mencionarían la construcción de más hospitales; o una mayor protección del medio ambiente. No sé, o dárselo a la Sociedad Nacional de Colombofilia… Probablemente cualquier cosa menos que el dinero vaya a parar a los bolsillos de Daniel Calparsoro, Manuel Iborra o Inés París.

Muchas veces, los creadores surgen de duras condiciones existenciales, bien heredadas o bien adquiridas en el transcurso de la vida; todo lo contrario que las subvenciones a fondo perdido. Balzac escribía como el Tostado para pagar sus interminables deudas, y lo mismo Dostoievski, cuyos dineros se iban derramando por los casinos de lujo de la Europa imperial.

No queremos decir con esto que no se hagan buenas películas españolas, porque éstas también existen. Pero lo cierto es que las salas donde se proyecta cine de nuestro país suelen estar bastante vacías. Al cine español no le hace falta ser comercial, porque el dinero público se encarga de que todo el mundo cobre por adelantado.

Ya hay películas que han sido lanzadas primero en Internet, y no solamente del cine independiente. Creemos que los productores españoles se han equivocado gravemente. La distribución de películas es un cuello de botella impresentable que obliga a los cines a emitir las obras que les dictan las distribuidoras. Por ejemplo, a cambio de poner una película buena, tienen que soportar que se les impongan otras verdaderamente execrables.

Quizás no tarde en llegar el día en que la producción, publicidad y venta de películas se haga de manera exclusivamente online, como ocurre con la música en iTunes. El ahorro de costes y el éxito de público estarán asegurados.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios