El fenómeno iPhone… y su efecto en la competencia

Todo aquel que conozca un poco del pasado y presente de Apple, sabrá que la mayoría de los productos lanzados por esta empresa, han sido acompañados de excelentes estrategias, no solo para ubicarse en la mente de sus clientes potenciales, sino para lograr que estos desembolsen una buena cantidad de dinero, son productos que se valen más por su imagen, que por las prestaciones que nos ofrecen.

El problema llega ahora cuando desde Cupertino, sede de la empresa, se lanza un producto que pone en duda el éxito de futuras promesas como Android, el sistema operativo para móviles que tiene soporte de la Open Handset Alliance (OHA), conformada por Google, Intel, Motorola, entre otros grandes de la industria.

Podríamos decir que el lanzamiento de un móvil (o más que un móvil, según algunos críticos) como el iPhone 3G, no tiene nada que ver con un potencial sistema operativo para este tipo de dispositivos, aunque considerando que junto a este se ha lanzado la famosa App Store (la tienda de aplicaciones)… y encima ha tenido un éxito notable, el problema parece tomar forma.

Durante la Mobile Web Wars, celebrada el viernes pasado, algunos representantes de distintas compañías de software para móviles, se han reunido en Silicon Valley para comentar sobre el impacto que tiene el iPhone, en plataformas como Android, Symbian y Windows Mobile, entre otras existentes.

Todos los presentes, cuyas compañías lanzaron aplicaciones para este producto de Apple, se mostraron muy conformes con los resultados conseguidos, los cuales no se habían dado hasta el momento en otras plataformas.

Aún así, no todo es color de rosa, ya que también estuvieron presentes algunos de los que han resultado afectados de forma negativa, quienes aseguran que le ha dado demasiada importancia al iPhone 3G, o al menos, más de la debida. Entre estos, se encuentra un representante de Nokia (quien tiene participación en Symbian), quien asegura que todo lo que hace el producto de Apple, ya puede (y podía) ser realizado por otros productos que ya estaban en el mercado, previo a su lanzamiento.

El problema, tal como se planteó por parte de las empresas que desarrollan software para este nuevo producto, está en que anteriormente, nadie se había acercado tanto como Apple para ofrecer, no solo la posibilidad de desarrollar aplicaciones, sino también de brindar un medio para distribuir su software a todos los clientes potenciales (en este caso, la App Store).

Esta tienda, permitió que en solo una semana, dichos desarrolladores de Software, pudiesen vender sus productos a miles de personas, lo cual es más que alentador para una persona de negocios (¿quién no buscaría un escenario de negocio tan perfecto?).

Habrá que esperar a futuro, si la salida de Android cambia un poco este panorama, aunque ya sin haber salido al mercado, existen muchas dudas respecto al soporte que se le dará, básicamente porque desconfían que un sistema que opere en distintos tipos de móviles (modelos y marcas), se comporte de igual forma en todos.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios