BAQUIA

El Financial Times rechaza un anuncio financiado en la Red

Las Organizaciones No Gubernamentales son conscientes del poder que puede alcanzarse a través de Internet. Por lo visto, muchas de las grandes empresas no.

Eso podría explicar por qué el Financial Times decidió a última hora no publicar un anuncio a toda página de Amnistía Internacional que denuncia las prácticas empresariales -concretamente, la contaminación en el delta del Níger- de la petrolera Shell. El anuncio, que muestra una copa de champán llena de petróleo, debía publicarse el martes, el mismo día que la dirección de la compañía anunciaba sus 9.800 millones de dólares de beneficios en su junta general de accionistas.

El diario ha justificado su decisión aludiendo a los riesgos legales -aunque la ONG había prometido por escrito hacerse cargo de cualquier represalia-, algo que no impidió a otros dos periódicos, Metro y Evening Standard, publicar el anuncio.

La decisión ha provocado la previsible indignación en Internet, cuando la misma gente que pagó el anuncio de su bolsillo lo ve rechazado por uno de los periódicos económicos más importantes del mundo. La ONG dice estar \”decepcionada\”.

Y tampoco es que falten ejemplos de lo que puede sufrir una gran empresa ante la presión de activistas e internautas. Esta misma semana, Nestlé se comprometió a utilizar aceite de palma respetuoso con el medio ambiente, después de que Greenpeace lanzara una campaña ciudadana, que no hizo más que recrudecerse cuando la multinacional chocolatera intentó resolverla borrando comentarios negativos en su página de Facebook.

La duda en este caso es quién lo está haciendo peor, si Shell o el Financial Times. Un detalle importante es que un blog del propio FT había publicado el lunes un supuesto comunicado de Shell en el que la compañia prometía limpiar todos sus vertidos en el delta del Níger. El blog lo presentaba como una lección de relaciones públicas en reacción ante las protestas civiles, pero resultó que el comunicado era falso, y la empresa tuvo que desmentirlo.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios