BAQUIA

El fiscal ve indicios de estafa en la venta de Olé a Telefónica

El ministerio fiscal cree que hay indicios de apropiación indebida y de estafa a Hacienda en el \’caso Olé\’, portal embrión de Terra vendido por la Generalitat de Cataluña a Telefónica a través una sociedad luxemburguesa.

La juez que investiga el caso ha dictado un auto en el que exige a Hacienda la presentación de un informe para aclarar si los beneficiarios de la operación cometieron delito fiscal. Los implicados son Josep Vallés, fundador del buscador Olé, Josep Antoni Plana Castellví, ex director general de la Fundació Catalana per a la Recerca (FCR), y el ex consejero de Telefónica Martín Velasco.

Una revalorización espectacular y empresas creadas en el extranjero donde acumular las plusvalías pesan sobre una transacción que para la juez instructora del caso huele a chamusquina. En noviembre de 1999, el entonces director de la FCR, Plana Castellví, vendió Olé al empleado de la fundación Pep Vallés por 1.202 euros (200.000 pesetas), que creó una sociedad en Luxemburgo junto al ex consejero de Telefónica Martín Velasco para autovenderse el buscador por 18.030 euros.

Pero el preció de Olé se fue inflando hasta que tres años más tarde Telefónica, en la que estaba germinando Terra, lo adquirió por 18 millones de euros, además de premiar a sus propietarios con opciones sobre acciones de la filial de Internet de Telefónica que – a pesar de su espectacular caída desde máximos- ahora valen unos 28 millones de dólares. Esos beneficios fueron a parar a empresas pantalla de Bélgica, Luxemburgo y Suiza.

  • Más en La Vanguardia


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios