BAQUIA

El funeral de Flash

Caros lectores, estamos aquí reunidos para dar nuestro último homenaje a Flash.

Después de un periodo en el que muchos SEOs evitaban utilizarlo porque no era bien aceptado por los buscadores, parecía que Flash había encontrado un hueco en ese mundo competitivo (hecho de webs que quieren estar en las primeras posiciones de Google). Era muy fácil verlo dando vueltas por aquí y por allá en el mundo virtual, pero eso no ha sido, ni más ni menos, que un intento de encontrar un espacio en un mundo que ya lo había marginado.

En esto últimos días, señores, alguien lo ha matado, y los asesinos han sido dos familias muy importantes del mundo virtual y de las nuevas tecnologías.

La primera de ellas, sin duda, ha sido la Apple. Cuando salió al mercado su hijo pródigo, el iPhone, nadie se esperaba que en solo 2 días vendiera más de medio millón de unidades. El problema principal es que este producto no soportaba Flash.

Yo, por mi parte, estaba convencido que este era un fallo muy gordo en un aparato tan caro y sofisticado, y pensaba (muy inconscientemente) que Apple habría resuelto este problema en la segunda versión de su smartphone… Pero no fue así. Apple decidió no apostar por Flash, ni en las futuras versiones del iPhone, ni en sus nuevos productos, como el iPad.

Resultado de esto, gracias a la gran popularidad de los productos de Apple y al incremento de los usuarios que acceden a Internet con los terminales móviles: muchas web tuvieron que adaptarse y desvalorizar Flash.

Hace unos días, Steve Jobs (“el padrino” de la familia Apple), en una carta titulada “Thoughts on Flash” afirmaba: “Flash ya no es necesario”. Seis son las motivaciones que han llevado a Mr. Jobs a hacer esa declaración:

1. Flash es de la “era del PC, no de los móviles”.

2. Flash es “de la época del ratón, no de las pantallas táctiles”.

3. Flash “no es abierto, como HTML, CSS y Javascript”.

4. Flash tampoco “es seguro ni estable”.

5. Flash “gasta más batería” en los terminales móviles.

6. Flash es multiplataforma “y Apple no puede depender de una tercera compañía a la hora de decidir cuándo entrega herramientas a los desarrolladores”

¡Boom! Primer disparo, y Flash gravemente herido.

La segunda familia que ha decidido matarlo ha sido Facebook (la “Corleone” de los Social Media).

Facebook es más que una red social, es un “virus” que está infectando toda la web. Como afirma el mismo Facebook en un artículo, en una semana del famoso congreso F8, 50.000 web ya han integrado los nuevos plugins de la red social.

Pero esto no es nada, el Social Media más popular del mundo, con más de 400 millones de usuarios registrados, es también la web que en algunos días de marzo ha superado a Google (el Big Brother de Internet) en visitas en EEUU.

(Un apunte: para mí esto es debido a los navegadores como Firefox y a su pantalla de inicio multitareas, porque antes de esto, casi todos teníamos Google como pantalla de inicio).

Bueno, seguimos…

Como están escribiendo muchos periódicos en estos días, Facebook está transformando todo el entorno multimedia, incluidos los vídeos, a un formato HTML5. La red social está efectuando estos cambios entre otras cosas, para ser compatible con el popular iPad.

También Facebook ha decidido no apostar por Adobe Flash.

¡Boom, segundo disparo y Flash muerto!

De poco le servirá a Adobe acusar a Apple de “encerrar” a los consumidores en su ecosistema, porque son las grandes empresas -como Apple y Facebook- los que deciden lo que es necesario para el futuro de la tecnología y lo que está destinado a morir.

Rindamos un último saludo a Flash…

¡Amén!

Artículo original publicado en Marketing Directo


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios