BAQUIA

El futuro incierto de Microsoft y Yahoo!

Cerremos los ojos e imaginemos que damos marcha atrás en el tiempo y volvemos al día 1 de febrero. Casi con toda seguridad, esta fecha hubiera pasado desapercibida si Microsoft no hubiera ofrecido 44.600 millones de dólares para hacerse con Yahoo!

Sigamos imaginando: pasadas unas horas, incluso unos días más tarde, Yahoo! acepta la oferta de Microsoft y ambas compañías comienzan a hacer frente al líder indiscutible de la publicidad online en estos momentos, Google. Se trata de la segunda mayor operación en la historia de Internet, tras la fusión de AOL y TIme Warner en 2001.

Las reacciones que provoca esta adquisición van desde el temor a que Microsoft extienda su modelo de negocio del software a Internet, a la esperanza porque se produzca un reequilibrio de poder.

Precisamente en esta línea se sitúa el fundador y CEO de Idealista.com, Jesús Encinar: “Actualmente hay una posición dominante por parte de Google; con la compra de Yahoo! recuperaríamos un mayor ámbito de libertad en Internet y se corregiría el cuasi monopolio de Google en el terreno de las búsquedas”.

Encinar apuesta por esta compra: “Un mundo donde Google sea dominante y en el que Google acumule toda la información de los usuarios y de las empresas es un mundo menos seguro, con menos libertad y mayor control público”.

Sin embargo, la mayoría de opiniones suscitadas van en contra de esta adquisición. Al día siguiente de producirse la OPA de Microsoft, el blogger y profesor del Instituto de Empresa, Enrique Dans, lo dejaba claro: “La operación significará simplemente la desaparición de una de las empresas más míticas de Internet”.

Aún más esclarecedora fue la descripción que realizó Dave Winer en su blog Scripting News: “¿Una unión de Yahoo y Microsoft tendría sentido? No, sería como un muerto guiando a un ciego”.

En cualquier caso, ambas compañías se enfrentan a un choque cultural enorme: “Hay una diferencia cultural entre Microsoft y Yahoo! que será clave y hace la integración difícil”, afirma el presidente de DAD, Rodolfo Carpintier.

Y es que dos culturas corporativas tan diferentes podrían no funcionar juntas todo lo bien que Microsoft desearía. A simple vista, el contraste entre el estilo informal de los trabajadores de Yahoo! frente a la formalidad que caracteriza a la compañía de software es notable. Además, ambas empresas se sitúan en polos opuestos en asuntos estratégicos como el software libre, los estándares tecnológicos o la Web 2.0.

Cambios en el equilibrio del mercado

El principal motivo del intento de compra de Microsoft es competir con Google, que copa el sector de la publicidad online y el negocio de los buscadores. El director de Estrategias de Inversión, Juan Ángel Hernández, señala que “la unión de ambos portales aumentará el porcentaje de inversión publicitaria que van a recibir en los próximos años, y además con posibilidades de tematizar ese contenido”. Los anunciantes, por tanto, se verían beneficiados porque podrán diversificar sus campañas y comprarlas, como apunta Encinar.

Por su parte, Carpintier duda de que la unión entre ambas empresas tenga “capacidad de luchar con el número uno a corto plazo”. Aunque de lo que no hay duda es que Microsoft y Yahoo! serían líderes en el correo electrónico y los servicios de mensajería instantánea, abarcando un 90% del mercado.

Tras estas consideraciones, es el momento de abrir los ojos y descubrir la realidad: Yahoo! rechazó el pasado 11 de febrero la oferta de Microsoft por considerarla insuficiente.

La empresa fundada por Jerry Yang y David Filo no atraviesa, sin embargo, por sus mejores momentos. Recientemente ha anunciado el despido de 1.000 empleados, lo que supone el 7% de su plantilla. Además, la pérdida de mercado en buscadores, publicidad online y redes sociales provocaron que Yahoo! obtuviera en 2007 un 12% menos de beneficios que en 2006.

A pesar de estas idas y venidas, las acciones de Yahoo! han crecido notablemente desde que Microsoft hiciera la oferta. Si el día 31 de enero los valores de la compañía cerraron en 19,18 dólares, al día siguiente se dispararon a 28,33. Al cierre del 25 de febrero se ha mantenido la estabilidad al alza, con 28,14 dólares por acción.

Cotización de las acciones de Yahoo!

Por su parte, Microsoft ha corrido peor suerte y la oferta no le ha beneficiado en lo que a cotización bursátil se refiere. El día 31 de enero las acciones del gigante del software cerraron en 32,60 dólares. Un día más tarde, la cifra descendió hasta 30,49. Desde entonces, los valores han disminuido un 14,6%, situándose a 25 de febrero en los 27,84 dólares.

Cotización de las acciones de Microsoft

Ante esta situación, cabe preguntarse si Yahoo! ha tomado la decisión adecuada al rechazar a Microsoft. Para el CEO de Idealista.com, la respuesta es clara: “En su situación actual, unirse a Microsoft podría ayudar a reflotar la posición de liderazgo que Yahoo! ha perdido. Ha desperdiciado mucho tiempo no sabiendo hacer las cosas bien y con Microsoft aún tiene una estupenda oportunidad de volver a ser quien fue”.

Rodolfo Carpintier y Juan Ángel Hernández coinciden en que la negativa de Yahoo! es cuestión de dinero, y que si finalmente Microsoft aumenta su oferta por las acciones de Yahoo!, ésta acabará aceptando.

Y un tercero en discordia

En las últimas semanas se ha sumado a este escenario Rupert Murdoch, empresario que controla el grupo News Corporation y la red social MySpace. El pasado 14 de febrero salió a la luz que News Corporation aportaría MySpace al portal de Yahoo! y pagaría una cantidad económica indeterminada. A cambio, Murdoch recibiría el 20% de las acciones de Yahoo! Sin embargo, tampoco esta noticia ha sido confirmada.

Mientras se deja querer por unos y por otros, Yahoo! ha optado en las últimas semanas por potenciar sus negocios en los sectores de vídeo y móvil. Por un lado, ha adquirido por 160 millones de dólares Maven Network, compañía dedicada a gestionar, distribuir y recaudar ingresos por publicidad asociados a sus contenidos de vídeo online.

En lo que respecta a la telefonía móvil, la compañía de Internet presentó en el pasado Mobile World Congress de Barcelona el servicio de comunicaciones móviles oneConnect, que pretende integrar las distintas herramientas de comunicación con las funcionalidades de las redes sociales.

Por el momento nada es definitivo en esta historia, y cualquiera de las dos compañías en discordia puede dar un giro sorpresivo a la situación., Por ahora, Yahoo! se mantiene a flote por sí misma; el hasta cuándo es todo un misterio.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios