BAQUIA

El gasto en IT se recuperará en 2003… Dios mediante

La firma de investigación IDC ha anunciado la publicación de su estudio "Perspectivas de los CEO – Planes Globales de Gasto en TI para 2003", que muestra los resultados de casi mil entrevistas a CEOs y directores de Informática en 12 países de EE.UU., Europa, y la región asiática/pacífica. El 85% de las empresas consultadas esperan mantener o incrementar sus niveles de gasto en TI durante 2003, aunque estas mejoras están condicionadas a la estabilidad económica y al mantenimiento de los beneficios.

Según Stephen Minton, director de programa en IDC, "los proveedores de Tecnologías de la Información deberían estar atentos a los indicadores económicos y de confianza de las empresas, para detectar síntomas precoces de que el gasto en TI vaya a ser mayor o menor de lo proyectado". Sin embargo, "Así como el gasto en TI sufrió una grave discontinuidad en 2002 por factores imponderables como WorldCom e Iraq, las perspectivas para 2003 siguen estando condicionadas por una incertidumbre similar".

En efecto, muchas organizaciones planean ir reajustando sus presupuestos a lo largo del año, de modo que un eventual incremento en la confianza de las empresas podría traducirse en una franca recuperación del sector de proveedores de TI. En este sentido, los CEOs parecen más optimistas que sus Directores de TI. En general, los máximos responsables de las empresas condicionarán los incrementos presupuestarios a que mejoren las cifras de negocio, mientras los Directores de TI tienden más a citar las presiones competitivas y cambios en el negocio como posibles factores desencadenantes de dichos incrementos.

Según Stephen Minton, casi la mitad del gasto previsto en 2003 estará asignado a actualizaciones rutinarias de las infraestructuras, lo que no es de extrañar, dado que las fuertes reducciones en esta partida durante los dos años anteriores han dejado los sistemas de las empresas en franca necesidad de esta clase de mejoras. Se espera que esta demanda postergada tenga un impacto positivo sobre las ventas de hardware de almacenamiento, PCs y equipos de red, aunque la guerra de precios en este sector seguirá poniendo en riesgo los ingresos globales de este sector.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios