BAQUIA

El gobierno británico, dispuesto a amordazar a sus funcionarios

El gobierno británico planea hacer cambios en los contratos con sus funcionarios. De esta forma, los funcionarios no podrán expresar sus opiniones políticas a través de la Red. Con ello les quedará vetada la última vía de la que disponían para exponer sus puntos de vista, pues ya les estaba prohibido hacer uso de la prensa, los libros, los artículos o los folletos.

El origen de la polémica se originó con motivo de la campaña online de descalificación dirigida contra el partido nacionalista galés en la que participaban, entre otros, un asesor del secretario de estado para Gales. Y claro, qué es eso de que un miembro del gobierno se ponga a proferir todo tipo de diatribas contra un partido enemigo a través de Internet. Para eso tiene el Parlamento, pensarán.

  • En Vnunet

Más peligroso para el flujo de la libre información es el caso de las citaciones judiciales por comentarios hechos en un chat. El proveedor del servicio, en este caso, Yahoo!, es requerido judicialmente para proporcionar los datos de las personas que participan anónimamente en el intercambio de opiniones y que hablan negativamente de una compañía o persona. Para organizaciones como la Electronic Frontier Foundation o Liberty Project se trata de manifestaciones que encajan en el ámbito del derecho a la libertad de expresión. Para otros, es sólo una forma más de libelo. En cualquier caso, se trata de nuevos intentos de encorsetar un medio que nació precisamente para lo contrario.

  • En San Francisco Gate

Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios