BAQUIA

El historial de búsquedas en la Red vale como prueba en los juicios

En Durham (Carolina del Norte, EEUU) un magistrado ha aceptado como pruebas las palabras halladas en el historial de Google, que el presunto asesino usó días antes de que denunciara la desaparición de su esposa.

Resulta sin duda toda una novedad la decisión del juez, que ha permitido conocer que entre las búsquedas de Robert Petrick, el acusado, figuraban términos como romper, cuello y sujetar. Asimismo, buscó información acerca de lagos, nivel de aguas y rampas de embarcaciones. Sin duda, bastante sospechoso.

Ahora, cientos de miles de internautas estadounidenses y de todo el planeta siguen con atención el devenir del juicio, ya que éste podría sentar un precedente a tener en cuenta. Las pruebas se han hecho públicas dos años después de hallarse el cadáver de Janine Sutphen, la mujer de Petrick, flotando en un lago. El presunto asesino estaba bien informatizado, por otra parte: los investigadores del caso le confiscaron un total de diez ordenadores.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios