El hombre anuncio de Telefónica en Brasil

Marcelo Tas es un popular personaje televisivo en Brasil, donde ha desarrollado su faceta de showman durante tres décadas ejerciendo de periodista, actor, presentador y director de diversos programas de TV y radio. Actualmente, es uno de los presentadores de la versión brasileña del programa “Caiga quien caiga”.

Su popularidad la ha extendido a los medios digitales. En Internet, Tas tiene un blog, y desde hace menos tiempo una cuenta en Twitter, con más de 20.000 seguidores. Ahora, la popularidad de Tas se ha visto relanzada precisamente por un asunto relacionado con su identidad digital.

La historia la encontramos en The Wall Street Journal: Telefónica ha contratado a Tas para que mencione a Xtreme en sus twitts, un nuevo servicio de Internet y televisión a través de fibra óptica que la operadora ha lanzado en el país carioca.

La idea partió de la agencia digital iThink, de Sao Paulo. En realidad, Xtreme es un servicio que sólo se puede hacer llegar a 370.000 hogares del país, por lo que los publicistas pensaron que no tenía sentido encargar una campaña de medios masiva.

Durante los próximos seis meses, Telefónica tiene intención de invertir 2,5 millones de dólares en la promoción del servicio, principalmente a través de medios interactivos. No se conoce la cantidad que recibirá Marcelo Tas por mencionar el servicio, algo que hará un máximo de 20 veces al mes. También incluirá un logotipo de Telefónica en su página.

No han tardado en surgir las críticas por utilizar una herramienta de comunicación personal como vehículo para la promoción publicitaria. Y es que las agencias digitales empiezan a sentirse atraídas por Twitter dada la inmediatez con que hace llegar el mensaje, en tiempo real y a un público muy identificado.

Claro que el conflicto surge cuando se mezcla contenido con publicidad. Cuando un usuario se suscribe a una cuenta de Twitter, suele ser porque está interesado en los comentarios del autor, no para recibir mensajes publicitarios, por muy disfrazados que puedan ser.

El propio Tas se hace eco en su blog de la polémica organizada, y aclara que los posts relacionados con Xtreme llevarán una etiqueta que distinga el contenido patrocinado. También deja claro que ni Telefónica ni la agencia iThink controlarán lo que se publique, y que no tiene obligación de “hablar bien ni vender” el servicio.

Finalmente, Tas aclara que lleva ganándose la vida con su trabajo desde los 15 años, y que aún no ha encontrado mejor manera de hacerlo que cambiando su sudor y su talento por algo de dinero. Y al que le preocupe la manera en que lo hace, le recuerda que no precisa que le siga.

Sólo hará falta observar en las próximas semanas si el número de seguidores de su Twitter aumenta o desciende para calibrar el éxito de la campaña y el posible descontento de sus seguidores.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios