El hombre tras la cortina roja

Mentiras Arriesgadas era una película en la que Arnold Schwarzenegger llevaba aparentemente una vida de gris oficinista, cuando en realidad cumplía peligrosas misiones para el gobierno de los EEUU. Algo parecido le sucede a Steve Jones, un discreto padre de familia que empezó como quien no quiere la cosa en la industria del porno online, buscando conseguir algún ingreso extra, y que ha terminado por dirigir una empresa con quince empleados, una red de 30 webs para adultos y un beneficio neto de un millón de dólares el año pasado. Eso sí, los niños desconocen a qué se dedica papá, y en las reuniones de sociedad Steve comenta que su trabajo está relacionado con el marketing o la consultoría. Pues ya lo saben: no se lo digan a nadie, y que siga manteniendo el secreto. Más


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios