BAQUIA

El homo internauta y el futuro de España

futuro_valle_perf.jpg

Nada como una buena crisis para echarle algo de imaginación a nuestros proyectos o negocios. Esa es en la que estaba hace 5 años, en los inicios de ésta, que aún padecemos, cuando decidí que debíamos apostar por líneas concretas y algunos sectores que tuvieran algún comportamiento anticíclico. Alimentación, salud y formación fueron las opciones, poco que ver con el mundo digital, dirían algunos. Para nada.

No puedo entender nuestro futuro sin todo lo digital, porque creo que podemos aplicar los conceptos de lo digital a todo lo mencionado y prácticamente a cualquier otra cosa que se nos ocurra. No puedo hacerlo porque atisbé este tren a principios de los 80 y desde mediados estaba metido profesionalmente. Con Internet me sucede algo similar, llevar 20 años con ello, también imprime carácter, así que si lo que cuento tiene un toque tendencioso, ni lo dudes, lo es. Solo puedo imaginarme un futuro sin un homo internauta, si acabamos en plan Mad Max, y seguro que entonces alguno reinventará el whatsapp o el facebook. Posiblemente el término homo digital tenga más sentido, pero es que creo que Internet, y todo lo que le cuelga, tiene un peso tan importante en nuestras vidas, que lo digital es casi como un apéndice, una capa que lo cubre todo, que también tiene que estar ahí, sí o sí.

España no tiene ninguna otra salida que no sea hacía Internet. No es posible. Nos podemos poner filosóficos o estupendos, pero las posibilidades de que nos convirtamos en una potencia industrial, si es que eso es posible aún, solo ocurrirá recorriendo primero la ruta de lo digital y, específicamente, de Internet. Ahí si pueden nacer iniciativas que se conviertan en grandes empresas, incluso industriales, porque algunas cosas están cambiando: diseño en cada casa, impresión en 3D, creación de productos casi a medida… Si nos enfocamos en cualquier sector “tradicional” u otros que se muevan vía subvención, lo único que traerán será más de lo mismo: ladrillo, energías renovables, etc. Por supuesto estás áreas tendrán que existir y evolucionarán, sin embargo en esto de Internet hasta personas a título individual, gente con imaginación, con ganas de hacer e inventar, pueden hacer cosas que representen un cambio, algo diferente o revolucionario. Animemos a la gente a que se implique más, a que creen y desarrollen nuevos proyectos, porque éste es uno de los pocos trenes que, a día de hoy, aún nos podemos subir con posibilidades de éxito.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios