BAQUIA

El iPhone 4 llega con defectos

El iPhone 4 ha llegado a las tiendas tras unas reseñas espléndidas y con el añadido de estrenar sistema operativo con, por fin, algo parecido a la multitarea.

Sin embargo, las oleadas de fans que han acudido a las tiendas de Estados Unidos, Japón o Reino Unido se han tropezado con un duro desengaño: algunos de los modelos tienen fallos, especialmente en la pantalla. Por su fuera poco, parece que la cobertura desaparece al sujetar el teléfono con la mano izquierda tocando el metal lateral que hace de antena, y que algunos definieron, sin sarcasmo, como \”obra de genios\”.

Para empezar, muchas pantallas tienen manchas amarillas, que al parecer provienen del de pegamento utilizado en la planta de montaje y en teoría, desaparecerán con el tiempo. Más permanente es el asunto de la cobertura.

Como en el chiste (malo) de \”Doctor, me duele al hacer esto; Pues no lo haga\”, cuando un usuario preocupado escribió a Steve Jobs preguntándole si tenían algún plan para resolver el problema con la cobertura, el directivo le respondió que cogiera el teléfono de otra forma. Malas noticias para los zurdos.

La compañía emitió después un comunicado aconsejando no tocar la esquina inferior izquierda del teléfono al utilizarlo, o en su defecto utilizar una funda para proteger la antena.

Otra cuestión quizá menos dramática es lo frágil que resulta la parte de atrás del teléfono, hecho de vidrio, y que se rompe de forma bastante espectacular si se lleva un buen golpe y se ralla de forma tradicional si se usa sin mucho cuidado.

Por supuesto, los fallos no han impedido que el teléfono vuele de las tiendas, y que se prepare otra migración semejante para cuando esté disponible la versión en blanco.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios