BAQUIA

El iTablet de Apple, triunfador antes de nacer

Parece que esta vez es la definitiva. Después de meses de especulaciones y de un amago de intento el pasado septiembre, cuando Steve Jobs volvió a la escena pública tras superar sus graves problemas de salud, esta semana, por fin, Apple presentará su tableta táctil.

La expectación es grande no sólo fuera, sino también dentro de la empresa. Según TechCrunch, el propio Jobs ha declarado que la criatura que mostrará el próximo miércoles en San Francisco es “lo más importante que ha hecho nunca”. Palabras mayores viniendo del inventor del iPod y el iPhone…

Pero cuidado, porque aunque es poco probable, no está descartada la posibilidad de una espantá por parte de Apple, algo que defraudaría a los miles de usuarios y analistas pendientes del lanzamiento, pero que no sería una novedad en una empresa con experiencia demostrada en mantener sus secretos… y de su tablet ya se ha dicho casi de todo.

Por ejemplo, disponemos incluso de un estimación financiera elaborada por RBC Capital Markets, que plantea como escenario de partida unas ventas de cinco millones de unidades el primer año, lo que reportaría a Apple entre 2.800 y 3.000 millones de dólares de ingresos estimando un precio de venta de unos 600 dólares.

Si Apple optara por convertir su tablet en un objeto de semilujo, nos moveríamos en un precio entre 800 dólares y 1.000 dólares, y 1 millón de unidades vendidas; en el escenario más popular, con un precio de 300 a 500 dólares, se podrían llegar a los 10 millones de tablets despachados el primer año, siempre según RBC Capital Markets.

Como no, tampoco faltan en Internet las filtraciones -más o menos fiables- sobre las especificaciones técnicas del tablet. Agrupando las más comentadas, hablaríamos de un pantalla de 7 a 10 pulgadas (¿tal vez dos modelos?), Wi-Fi, sistema operativo Mac OS X o iPhone OS 3.2, doble dock conector, y mucho más…

Otro aspecto importante será el de los servicios y posibilidades multimedia que introducirá el aparato: además de navegador, será plataforma para juegos, reproductor musical, e-reader. Si Apple opta por un modelo de desarrollo abierto como en el iPhone y el iPOd, las posibilidades son ilimitadas.

El miércoles saldremos de dudas. Acabará entonces la especulación y comenzará el deseo.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios