BAQUIA

El lucrativo negocio de la información empresarial en Internet

Reed Elsevier, el gigante anglo-holandés de la comunicación B2B, anunció la semana pasada que de los 6.500 millones de dólares (aproximadamente 7.500 millones de euros) que facturó en 2001, un 27% (unos 2.000 millones de euros) correspondieron a la venta de información a través de canales de distribución electrónica. El grueso de la facturación obtenida por la distribución electrónica, unos 1.250 millones de euros, procedió de la distribución de información a través de la Red. El resto se produjo a través de sistemas electrónicos propietarios de Reed-Elsevier que no están basados en Internet. La cifra de 1.250 millones de euros no es ninguna pequeñez. Se trata, por ejemplo, de un importe similar a un tercio de la facturación de Amazon.com el año pasado.

La información que Reed vuelca a la Red, a cambio de jugosas suscripciones, es sobre todo información especializada para profesionales científicos, legales (Lexis-Nexis) y del campo de la educación. Según los analistas del sector, las publicaciones B2B pueden tener márgenes operativos de hasta un 10% más altos que las publicaciones dirigidas al consumidor individual.

La provisión de contenido a través de Internet es uno de los principales motivos por los que Reed Elsevier vio como su facturación aumentaba el año pasado un 21% (aunque aquí también pesó mucho la adquisición de julio del año pasado de parte de la editorial de libros de texto estadounidense Harcourt General). La mayor eficiencia de la Red también sirvió para aumentar los beneficios en un 23%. Semejante aumento de la rentabilidad es prácticamente insólito entre las empresas de medios en el año 2001. El hecho de que tan sólo el 15% de los ingresos de Reed procediera de la publicidad escudó a la empresa anglo-holandesa de la fuerte recesión de ingresos que están sufriendo la gran mayoría de las compañías de medios.

Altas inversiones…

La provisión de información dedicada a empresas sobre un sector específico a cambio del pago de suscripciones puede aumentar mucho con la utilización del canal de distribución de Internet, como demuestra el caso de Reed. Claro que la adopción de Internet como principal punto de contacto con los clientes requiere inversiones importantes. Crispin Davis, CEO de Reed, afirmó que el éxito obtenido justifica las inversiones realizadas en 2001, que se aproximaron a los 500 millones de euros. Es más, en el próximo mes de diciembre finaliza un plan trianual de inversión en servicios relacionados con Internet de casi 1.200 millones de euros. Davis ha afirmado que continuará invirtiendo al mismo ritmo en 2004.

…para competir en un interesante sector

Reed Elsevier no está ni mucho menos sola en el mercado de distribución electrónica de información empresarial. Thomson, la editorial canadiense de información profesional, es otro caso de éxito en la distribución de información a través de la Red. Hasta hace dos años, Thomson se dedicaba prácticamente de manera exclusiva al negocio de la publicación de periódicos tradicionales. Los gestores de la editorial canadiense pensaron que la prensa no les ofrecía una buena perspectiva de aumento de beneficios por la etapa de madurez que afronta el sector en EEUU y Canadá.

Thomson se ha pasado los últimos años adquiriendo a diestra y siniestra empresas de provisión de contenido B2B. Una de sus principales compañías es Thomson Financial, que se dedica a la elaboración y distribución de información muy específica sobre el sector financiero a bancos y consultoras. A través de la venta de sus activos de periódicos y de Thomson Travel, la compañía se había hecho con 4.000 millones de dólares (4.600 millones de euros).

Ahora está evaluando ampliar su capital a través de una oferta de acciones por valor de 1.000 millones de dólares en la bolsa de Nueva York. Con esta financiación, Thomson buscará consolidar aún más el sector a través de la compra de más compañías. Las economías de escala en gasto en I+D de tecnología y de marketing justifican un mayor tamaño de las empresas en este sector.

Otras compañías que han realizado importantes inversiones para mejorar la distribución de su contenido a través de Internet son Standard & Poor´s (propiedad de la editorial estadounidense Mc Graw Hill) y Reuters. S&P está invirtiendo en la creación de formatos que permitan que sus clientes accedan de manera más eficiente al vasto caudal de contenidos sobre economía y finanzas. Reuters, por su parte, adquirió el año pasado la empresa de evaluación de fondos de inversión Lipper Analytical. De esta forma, la agencia de noticias, que en los últimos años ha realizado multimillonarias inversiones en Internet, se hizo con un contenido complementario con el suyo financiero, que se vierte diariamente por sistemas electrónicos propietarios de Reuters y por la Red

Tanto Reed Elsevier como Thomson, Standard & Poors y Reuters son empresas con presencia en prácticamente el mundo entero y participan en los mercados de España y Latinoamérica.

 

 

El boletín electrónico, la gran clave de publicación en Internet
https://www.baquia.com /com/20011219/art00012.html

Dow Jones, la lucha por extender el liderazgo a la Red
https://www.baquia.com/com/20001024/art00014.html


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios