El mando a distancia, ese brillante objeto del deseo

La consultora TNS NIPO ha realizado una encuesta para Philips, en la que se han entrevistado a 1.981 personas en España, Holanda, Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, Dinamarca y Suecia, con el objetivo de determinar las costumbres de los ciudadanos en cuanto al uso de los mandos y el papel que juegan en la vida cotidiana.

La amplia oferta en ocio digital y gadgets ha ocasionado que exista un mayor número de mandos a distancia en los hogares europeos. Según el estudio de Philips, en el 69% de los hogares españoles hay más de cuatro mandos a distancia, lo que nos sitúa por delante de franceses (62%), daneses (62%), alemanes (59%) e Italianos (57%). La necesidad de liberarse de estos dispositivos también es especialmente significativa en nuestro país: el mismo porcentaje (69%) de españoles querría cambiar los mandos a distancia de su hogar por un único mando universal, deseo que comparten principalmente con los italianos (65%) y franceses (61%).

La posesión del mando siempre se ha considerado una especie de ostentación de cetro del poder en el salón de casa, y seguramente genera más de un conflicto doméstico. Los españoles somos los europeos que más importancia damos a tenerlo en nuestro poder: el 72% considera importante hacerse con el mando, cuestión también relevante para franceses (66%) e italianos (49%). Por contra, los escandinavos muestran una mayor indeferencia: un 46% de los daneses y un 33% de los suecos afirman que esta cuestión carece de interés para ellos.

En consecuencia, los españoles son los europeos que más discuten por el mando: el 46% señala que el control del mando a distancia es el detonante de una de cada cuatro discusiones de pareja, una razón que, en menor medida, también reconocen en sus peleas domésticas británicos (27%) e italianos (26%).

Por si fuera poco, todavía hay quien saca al mercado un mando a distancia diseñado para un aparato que hasta ahora había prescindido de él. Se trata del PC Media Remote de la compañía One for All. Sirve para cualquier PC con Windows, y permite acceder y reproducir a distancia archivos multimedia (fotos, vídeos, música, etc.) en el propio PC, la pantalla del televisor o el equipo de música.

Para remediar estas situaciones, Philips propone su gama Prestigo de mandos universales de altas prestaciones. Estos mandos son capaces de manejar hasta 15 sistemas diferentes, y destacan por su sencillez de uso y facilidad de configuración. El modelo SRU8015 dispone de un control giratorio, mientras que el SRU9600 funciona a través de una pantalla de LCD táctil que ilumina sólo los botones que el usuario necesita para manejar el dispositivo que desee controlar en cada momento.

www.baquia.com


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios