BAQUIA

El mercado de SaaS en España alcanzó los 153 millones en 2010

Según el último barómetro de IDC España, el mercado de software como servicio (SaaS) alcanzó en 2010 los 153 millones de euros, lo que supone un incremento del 48% respecto a 2009.

IDC prevé que este crecimiento del mercado de SaaS se mantenga, llegando a facturar 475 millones de euros en 2014. La firma de análisis estima que el mercado de SaaS crecerá en los próximos 3 años aproximadamente 5 veces más rápido que el mercado de software tradicional (a través del servidor local), y que por consiguiente, ganará peso en el conjunto total del mercado. Si en 2009 representó menos de un 3%, IDC apunta que este volumen se triplicará y superará el 10% en 2014.

Este impulso demuestra también que las empresas que eligen SaaS como vía de adquisición de software están creciendo más rápido que las que optan por modelos convencionales.

De acuerdo con los tres segmentos que forman SaaS, el de las aplicaciones como servicio (AaaS) ha aglutinado un mayor volumen de negocio, representando más del 50% del mercado. Los otros dos segmentos –software de desarrollo e implantación y software de infraestructura- no obtienen esa cuota, pero experimentarán mayores tasas de crecimiento y contribuirán de forma decisiva a la expansión del mercado.

Este informe, que ha sido patrocinado por las empresas CETEL, IBM, Microsoft, Quota, Teléfonica y la asociación SaaS & Cloud Network , también pone de manifiesto ciertas conclusiones desde la perspectiva de la demanda.

En primer lugar, se destaca que un mayor conocimiento del modelo implica una mayor adopción del mismo. El interés está creciendo y los usuarios actuales están ampliando el espectro de aplicaciones en modo SaaS, hasta establecerse un uso generalizado del modelo en toda la empresa. “El conocimiento del software como servicio está creciendo muy rápido; existe un interés mayor y una adopción progresiva del modelo. Un 68% del total de empresas encuestadas afirma que está familiarizada con SaaS”, comenta Fernando Maldonado, analista de IDC.

En segundo lugar, se resalta el papel que juegan los proveedores de SaaS. Cuando se han identificado los riesgos del modelo, los usuarios buscan en los proveedores la capacidad de mitigarlos. Aquellos que sean capaces de garantizar la protección de sus datos y ofrecer un alto nivel de servicio en torno a la disponibilidad y el rendimiento de las aplicaciones, ganarán presencia en el mercado. “Por otro lado, las empresas también comienzan a apreciar otras ventajas de SaaS más allá de la reducción de costes, como por ejemplo la velocidad de implantación o las mejoras en la productividad del usuario”, añade Fernando Maldonado.

Por último, el informe de IDC concluye que el pago tradicional de licencias perpetuas perderá su hegemonía e irá progresivamente disminuyendo su presencia en el mercado. La industria del software se dirige hacia modelos de suscripción, y de hecho, un 80% de las empresas españolas ya prefiere modelos de suscripción alternativos. El modelo SaaS está introduciendo fuertes presiones sobre los modelos de licencias tradicionales. La tarifa plana mensual es el principal modo de pago preferido por las empresas, aunque también goza de una gran aceptación el pago por uso o el pago de cuotas anuales. Sin embargo, la licencia perpetua sólo la prefiere una de cada cuatro empresas en España.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios