BAQUIA

El negocio de engañar a Google

El comercio electrónico mueve cada día más dinero. Empresas como eBay y Amazon se han visto obligadas a expandir sus redes para hacerlas más contundentes. De las redes reales basadas en la relación con otras localizaciones de Internet han pasado a pagar, en el caso de eBay, hasta 4 euros por cada nuevo registrado en su web que le trae un colaborador libre. En el caso de Amazon, el intermediario puede llegar a conseguir un 15% de la compra que haga cualquier cliente que enviado a la tienda por aquél

¿Qué tiene esto que ver con Google? Desgraciadamente, mucho. Según nos cuenta la revista alemana Der Spiegel, la versión alemana de Google, está empezando a parecer un listado de casos perdidos que nada tiene que ver con la seguridad y tranquilidad con las que, hasta ahora, se asociaba Google. Docenas de \”expertos\” comerciantes libres online están aprendiendo a manipular las búsquedas en Google y llevando a sus primeras dos o tres páginas los resultados que ellos quieren.

Según Der Spiegel, el problema se considera ya de gran importancia, El que una búsqueda cualquiera termine en un sitio que que no tiene nada que ver con ésta y que, en muchos casos, se trate además de localizaciones piratas que solo tienen un fin (llevar al incauto a un comerciante online que les paga por cada persona que se registra o compra), se está convirtiendo en un asunto grave.

El hecho de que Google acapare en algunos países más del 50% del mercado de las búsquedas, le convierte en el objetivo predilecto de este tipo de tramposos digitales que se ganan la vida recogiendo incautos por la Red y cobrando por llevarles a uno de sus clientes.

El truco consiste en realizar páginas web que engañen a Google y éste las clasifique como fiables cuando, en realidad, son tan solo un señuelo para capturar internautas y llevarles a localizaciones de venta de productos. Ni que decir tiene que empresas serias como eBay y Amazon no pueden hacer nada por controlarlo y que, en cualquier caso, la mayoría de los comerciantes online que utilizan conscientemente a estos tramposos son de otra calaña, más similar a la de sus colaboradores.

No es una buena noticia para Google, ahora que está preparando su salida a Bolsa.

También en Baquía:


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios