El Nexus Two se cuela en una conferencia de Eric Schmidt

En su día, Google dijo que no habría Nexus Two, que daban por terminado el experimento de tener su propio teléfono y que dejarían de fabricar el Nexus One, diseñado en colaboración con HTC. Pero hace poco aparecieron en la red unas imágenes, borrosas y sin confirmar, de lo que parecía ser un teléfono de Google, diseñado por Samsung a imagen del Galaxy S.

Ahora el dispositivo ha vuelto a aparecer, esta vez en las manos de Eric Schmidt (el mismo que dijo que no habría segundo teléfono) durante la conferencia 2.0. Y aunque tenía la marca tapada y el consejero delegado de Google sólo se refirió al cacharro como "un producto por anunciar", ha faltado tiempo para que los medios del sector lo identifiquen como el nuevo teléfono de Google, que se llamaría Nexus S.

Su aparición es también la de Gingerbread, la próxima versión del software de Android. El sistema operativo que desarrolla Google lleva un tiempo mareando con la próxima actualización, que finalmente sería la 2.3, y no la 3.0 como se pensaba en un principio. Llegará, según el directivo, "en unas semanas".

Schmidt sí fue concreto al indicar que el nuevo teléfono podrá sustituir a las tarjetas de crédito. Suponiendo que tengamos un comercio cerca con el sistema necesario, claro. En concreto, el nuevo modelo llevará , NFC (siglas en inglés de Comunicación de Campo Cercano), una variedad de las etiquetas RFID que permite transmitir información (como el número de la tarjeta de crédito) a un lector (por ejemplo, la máquina del metro) al acercar un dispositivo.

Por lo demás, poco se sabe del Nexus S salvo que parece bastante delgado, tiene una flamante pantalla AMOLED, los botones de la misma colocados de forma distinta a la habitual, y "se apaga" como una televisión de las antiguas al proteger la pantalla.

Otra cosa curiosa es que, casualidades de la vida, el nuevo Nexus S apareció en público el mismo día que Facebook presentaba su nuevo servicio de mensajería y correo electrónico, que se plantea como un rival para Gmail. Parece que no basta con competir por los usuarios, o por su información personal, o por los empleados. Ahora, los grandes de la tecnología también pelean por la atención de los medios. No como Apple, que anuncia que va a anunciar algo y ya causa sensación.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios