BAQUIA

El nuevo fichaje de Microsoft levanta suspicacias

Detlef Eckert, hasta ahora funcionario de la Comisión Europea, trabajará en Microsoft a partir de lunes. A priori sólo se le debería felicitar por incorporarse a una de las empresas más grandes del mundo. La cosa cambia cuando se descubre que este funcionario ha estado al tanto del proceso abierto por la UE contra el gigante del software.

El cambio de trabajo de Eckert ha sido autorizado por la Unión Europea, que a priori confía en que no ofrezca \”ninguna información confidencial a Microsoft\”, señalaron fuentes de la Comisión Europea.

Eckert ha firmado un contrato de trabajo por un periodo de seis meses para desempeñar la dirección de la iniciativa \”Informática Fiable\” de Microsoft en Europa, que abarca temas relativos a la privacidad y seguridad. El ex-funcionario se incorporará el lunes a sus nuevas tareas.

Según han desvelado compañero de Eckert en la UE, éste había entrevistado a varios competidores de Microsoft que denunciaron el comportamiento del gigante del software.

La Comisión Europea está rematando su investigación sobre posible abuso de dominio de Microsoft en el mercado de los sistemas operativos, e intenta dilucidar si su servicio de autentificación Passport se ajusta a la legislación de protección de datos de la Unión Europea. La mayor parte del caso está en manos de la oficina de la competencia, y no en la división en la que trabaja Eckert, quien no ha participado en la investigación pero conoce detalles del caso.

En la UE, Eckert era jefe de unidad en la dirección general encargada de la sociedad de información. Por la delicadeza de su puesto, fue obligado a firmar un documento en el que se comprometía a no revelar información delicada a Microsoft.

Como es lógico, desde Microsoft han tratado de quitar relevancia a la polémica que rodea a su nuevo fichaje. Una fuente de la compañía subrayó que Eckert \”no estará involucrado con nuestro equipo legal\”.