BAQUIA

El Partido Pirata sueco alojará Wikileaks

EUROPA PRESS

El Partido Pirata sueco será la sede de varios servidores del portal de filtraciones de documentos oficiales Wikileaks. Así se acordó durante la visita del fundador de la web, Julian Assange, a Estocolmo.

Para Wikileaks, el apoyo del Partido Pirata sueco es un triunfo significativo. Si el partido obtiene representación en el Parlamento sueco el mes próximo podría utilizar la inmunidad parlamentaria para albergar el sitio desde el interior del Gobierno sueco, por lo que sería imposible cerrar la página a través de procedimientos legales.

“La contribución de Wikileaks es tremendamente importante para el mundo entero”, dijo Rick Falkvinge, líder del Partido Pirata. “Deseamos contribuir a cualquier esfuerzo que aumente la transparencia y que ayude a que los poderosos rindan cuentas”.

La semana pasada, el Partido Pirata desafió a los otros partidos de Suecia al ayudar a Wikileaks en su ”esfuerzo democrático”. Como resultado, Wikileaks ha encargado una serie de nuevos servidores que serán alojados y atendidos por el Partido Pirata.

Así, el Partido Pirata proporcionará ancho de banda y alojamiento a Wikileaks de forma gratuita como parte de su “misión política”.

”No nos limitamos a hablar. Actuamos. Usando nuestros propio tiempo y recursos, intentamos ayudar a cambiar el mundo en lugar de pasar la pelota a otros y evitar la responsabilidad como otros políticos”, añadió Falkvinge.

Según los responsables de la organización política nórdica, Wikileaks ha estado bajo constante amenaza de ser saboteado por “organizaciones corruptas o abusivas” que tratan de ocultar la verdad al público.

La oferta del Partido Pirata fue bien recibida por el portavoz y fundador de Wikileaks, Julian Assange. ”Damos la bienvenida a la ayuda proporcionada por el Partido Pirata. Nuestras organizaciones comparten muchos valores y si miramos al futuro podemos ayudarnos mutuamente a mejorar el mundo”, declaró Assange.

El portavoz del portal de filtraciones también expresó su deseo de que el nuevo Parlamento sueco considere seriamente fortalecer aún más la legislación de protección de la prensa en Suecia. Para Assagne, las democracias occidentales “no son siempre tan libres como se podría pensar” y la libertad de la prensa requiere una “vigilancia constante”.

El pasado julio, Wikileaks obtuvo más de 92.000 documentos secretos referentes a las acciones del Ejército estadounidense durante la guerra en Afganistán.

Los documentos filtrados detallaban las sospechas de los militares norteamericanos sobre la presunta colaboración de los servicios de inteligencia paquistaníes con la insurgencia talibán, así como detalles sobre las operaciones de combate nunca revelados hasta ese momento.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios