BAQUIA

El PC, ese obscuro objeto de amor-odio

No pide nada, nos ofrece infinidad de posibilidades y siempre está a nuestra disposición. Tal vez por estas razones, cada vez más gente pasa más tiempo con su ordenador que con su media naranja. Según una investigación elaborada por SupportSoft, una empresa californiana especializada en el desarrollo de software, el 64% de los norteamericanos pasa más tiempo con su ordenador que con su pareja. Pero el estudio deja otras conclusiones no menos sorprendentes.

La mitad de los encuestados declaró que preferiría ayudar a un amigo a hacer una mudanza (una tarea poco grata) antes que enfrentarse a la reparación de un ordenador (un “marrón” aún de mayores dimensiones); el estudio afirma que cada usuario debe emplear una media de 12 horas al mes solucionando problemas relacionados con el ordenador.

La relación con el PC es claramente de amor-odio: aunque un 84% afirma que actualmente son mucho más dependientes del ordenador que hace tres años, casi un tercio confiesa que su relación con el PC le genera más frustración que entonces.

También son curiosas las reacciones que desata el tropezarse con un PC que ha dejado de funcionar: el 19% desearía lanzarlo por la ventana más cercana; el 11% maldice al ordenador, el 9% se siente desamparado, el 3% desahoga su ira contra algún objeto cercano y otro 3% es capaz de llegar a las lágrimas.

A la vista de estos resultados, SupportSoft llegó a la conclusión de que cuando tenemos un problema con el PC lo que necesitamos es sobre todo apoyo y empatía, y no un lenguaje o unos mensajes demasiado técnicos o especializados. Por eso optó por desarrollar un servicio de atención en caso de avería llamado simplemente Support.com, que hace hincapié en el trato humano y la comprensión.

Sea como sea, en el caso de las desavenencias entre parejas siempre queda el recurso de la separación, pero parece que con el ordenador estamos irremisiblemente condenados a una (a veces) agridulce convivencia.

www.baquia.com


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios