BAQUIA

El Pentágono crea una unidad militar para la guerra cibernética

Europa Press

Los últimos ataques informáticos a algunas páginas de empresas multinacionales han sido el detonante para que el ejercito norteamericano haya decidido crear un cuerpo especializado en luchar contra las amenazas en Internet.

El plan de creación de un cuerpo de estas características es un proyecto que ya se valoró durante la administración de George W. Bush. Con el gobierno de Barack Obama, el interés por este frente se ha incrementado; el presidente ya había dicho anteriormente que la ciberseguridad es "uno de los retos de seguridad más grandes para una nación".

La creación del Comando Cibernético, presentado por el Pentágono, puede suponer un antes y un después. Tras los ataques informáticos de las últimas semanas en apoyo a WikiLeaks y la polémica por la intervención del tráfico de Internet por parte de China el mes pasado, se ha popularizado el término Guerra Cibernética. Con la creación de este comando militar Estados Unidos crea el primer ejército reconocido para este nuevo conflicto.

La iniciativa del ejército americano entra de lleno a combatir los ataques por Internet. Los responsables del ejército americano que han anunciado el adiestramiento de los 30.000 soldados, se han referido a este nuevo comando como "la primera línea de guerra cibernética" según recoge el diario The Guardian.

La intención aparente de este nuevo cuerpo militar es formar especialistas que estén prevenidos ante posibles ataques electrónicos. En principio no se espera que este cuerpo realice ataques, solo que sepa defenderse de ellos.

El general que dirigirá el comando, Keith Alexander, ha asegurado que esta medida no pretende militarizar la Red. El propio Pentágono asegura que las funciones del comando se limitarán a "dirigir las operaciones y la defensa de determinadas redes de información del Departamento de Defensa y a realizar operaciones de espectro completo en el ciberespacio a fin de garantizar la libertad de acción en el ciberespacio y negar lo mismo a nuestros adversarios".

Las filtraciones de WikiLeaks y los últimos ciberataques han hecho que algunos senadores estadounidenses soliciten intervenciones militares convencionales para solventar estos conflictos. Según el diario The Guardian, el subsecretario adjunto de defensa americano, James Miller, habría dado entender que las acciones militares sí están contempladas como posible respuesta ante un ataque en línea.

La creación de este comando cibernético no ha sido del agrado de todos en Estados Unidos. El senador Carl Levin ha expresado su desacuerdo con la creación de este cuerpo. Levin sostiene que el marco jurídico en temas de operaciones en Internet no ha evolucionado al mismo ritmo que los avances en tecnologías.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios