BAQUIA

El perfil del jugador medio: 35 años, sedentario y deprimido

Los videojuegos son para todo tipo de personas, incluyendo las de edad avanzada, especialmente desde la aparición de la Wii de Nintendo, que ha abierto el mercado al sector de los mayores de 55 años, antes totalmente ajenos a esta industria.

Sin embargo, un estudio elaborado por investigadores de la Universidad de Emory, la Universidad Andrews y el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades en los Estados Unidos parece resaltar todos los estereotipos (generalmente poco favorables) que se asocian con los aficionados a los videojuegos.

Para elaborar el estudio se analizó el perfil de 552 jugadores con edades entre los 19 y 90 años, todos ellos residentes en el área de Seattle. La hipótesis de partida era que los jugadores tienden a un exceso de masa corporal y a sufrir más problemas de salud (físicos y psíquicos) que los no aficionados.

Sea o no una reafirmación de tópicos, las conclusiones de la investigación confirman todos esos supuestos. Según la misma, el jugador medio tiene 35 años, tendencia a la depresión y un estilo de vida sedentario. Las mujeres sufren más problemas mentales que las no jugadoras, y entre los hombres es común la obesidad y la adicción a Internet.

En el caso de las mujeres, la explicación a este comportamiento es una forma de automedicación digital para sus problemas de estrés. Al encerrarse en una distracción virtual, se olvidan de sus problemas en la vida real, abstrayéndose de ellos durante el tiempo que pasan jugando.

Los hombres que juegan pasan más tiempo en Internet que los que no lo hacen, especialmente interactuando en comunidades sociales (¿tal vez un sustituto de sus escasas relaciones “de carne y hueso”?). Además, son introvertidos y presentan un índice de masa corporal más alto que la media.

Por otra parte, tanto hombres como mujeres jugadores pasan más tiempo que los no jugadores buscando amistades y relaciones en la Red. Según explica el doctor James B. Weaver, un descubrimiento consistente con anteriores investigaciones que apuntan a que los jugadores tienen a sacrificar actividades del “mundo real” para dedicarse a su mayor afición.

Si a usted le gustan los videojuegos, tiene 22 años o 65, está delgado y le encantan las actividades al aire libre, puede protestar ya…


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios