BAQUIA

El secreto del éxito

Los emprendedores de Internet lo tienen ciertamente difícil: hay que echarle muchas horas, tener dinero o inversores dispuestos a ponerlo, contar con la práctica inexistencia de ayudas públicas…

Pero afortunadamente existen compañías como DAD, prestas a apoyarles. Como nos cuenta su presidente, Rodolfo Carpintier, son una incubadora de negocios -fundamentalmente de compañías pequeñas-, y buscan viralidad, capacidad de proyección futura y equipos gestores conocedores de las peculiaridades y entresijos de la Red.

Además, si usted que nos está leyendo es inversor, quizás le interese saber que DAD está inmersa en una ampliación de capital. Anímese y participará en una empresa solvente y con futuro. Más


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios