BAQUIA

El sector de la alimentación pasa de Internet

Las reticencias de los pequeños comercios a dar el salto definitivo en Internet se debe no sólo al desconocimiento del medio sino, sobre todo, a la escasa respuesta que se obtiene por parte de los clientes. Según corrobora un estudio elaborado por la firma Cap Gemini Ernst & Young sobre el sector alimentario, esta tendencia se mantendrá, a grandes rasgos, durante los próximos años. Tan sólo el 5% de las ventas de los productos de alimentación se realizará online dentro de 10 años, acaparando el resto los comercios de ladrillo.

Los pocos usuarios que prefieren ponerse delante del ordenador en vez de acudir a la tienda de la esquina valoran, fundamentalmente, una buena distribución. Otros factores, como que la página web tenga un diseño atractivo, que la oferta reúna marcas conocidas por el público o que se disponga de formas de pago seguras, se quedan como requerimientos secundarios.

El estudio subraya que el comercio electrónico ni despunta en Europa a día de hoy ni lo hará en fechas cercanas. El 94% de los directivos europeos del sector no cree que Internet vaya a cambiar las reglas de juego del comercio minorista. Este porcentaje alcanza hasta el 96% de los consultados en España.

El desembarco de Internet en los comercios tradicionales podría llevarse por delante a un buen número de pequeños comercios. Esta idea, que cobró peso hace un par de años, está perdiendo fuerza a medida que se comprueba que Internet no ha causado tanto ruido como se preveía. El 40% de los entrevistados en Europa considera que un mayor uso de la Red conllevará el cierre de tiendas, mientras que en España piensa de esta forma el 60%.

Cap Gemini Ernst & Young realizó la encuesta entre 220 ejecutivos del sector de la alimentación de 19 países de Europa, América del Norte y Asia Pacífico.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios