BAQUIA

El sector de telecomunicaciones español se frenará en 2008

La consultora Arthur D. Little ha presentado las conclusiones de su informe anual sobre las perspectivas del sector de las telecomunicaciones en Europa. La tendencia más importante en los próximos años será el desembarco masivo de la banda ancha móvil, que alcanzará un 50% de penetración en 2012.

Ésta será la principal palanca de crecimiento en ingresos a lo largo de la cadena de valor: en accesibilidad, compensando el declive de los ingresos en medios tradicionales (voz y datos SMS); en equipos, con la multiplicación de dispositivos conectados; o en servicios de Internet, con el incremento de posibilidades para la publicidad en móviles.

La consultora estima un CAGR (crecimiento medio anual) de 3,8% en el sector entre 2007 y 2012, sensiblemente por encima del crecimiento del PIB. En cuanto al acceso local, los operadores deberán aumentar sus inversiones relacionadas con el despliegue de fibra, junto con el impulso a la convergencia fijo-móvil, con el objetivo de acelerar la consolidación en los mercados locales.

En lo que a servicios se refiere, la competencia se intensificará entre los distintos protagonistas a lo largo de la cadena de valor (operadores, fabricantes y líderes de Internet), lo que llevará a dos posibles escenarios opuestos: la especialización de los operadores en el acceso, dejando escapar ingresos generados por servicios de mayor valor añadido, o la consolidación a gran escala en Europa, incrementando los macrooperadores resultantes su capacidad para defender cuota de participación en el mercado.

El estudio destaca que el crecimiento del sector móvil no implicará el final de la tecnología fija. Los operadores móviles incrementarán el alcance y la capacidad de sus redes, pero la tecnología inalámbrica no ofrecerá el mismo rendimiento con los mismos costes que las redes fijas. Los operadores querrán que los dispositivos de sus clientes estén permanentemente conectados a la mejor red disponible en cada zona, por lo que los dispositivos móviles usarán infraestructura fija a través de puntos de acceso inalámbricos.

Por lo que se refiere a las peculiaridades del mercado español, la consultora espera una ralentización del sector en 2008, debido a la tendencia del PIB español a converger con la media europea y a que la competencia continuará incrementándose con precios más agresivos.

En general, Arthur D. Little no espera cambios significativos en la configuración estructural de la industria española, dado que el efecto de los nuevos entrantes (Ono en móvil o Vodafone en fijo) se ve compensado por nuevas operaciones de consolidación, como por ejemplo, Jazztel.

www.baquia.com


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios