BAQUIA

El sector TI español cayó un 4,5% en 2009

El retroceso económico se ha implantado en el mercado de servicios TIC español, según el informe semestral que realiza la consultora IDC. A pesar de que ya se preveían unos resultados negativos, finalmente el año se ha cerrado con una caída nunca vista en años anteriores, en los que este mercado ha disfrutado de crecimientos positivos de doble dígito. Sin embargo, en 2009 registró un descenso del -1,3% durante el primer semestre, anticipando la difícil situación de la segunda parte del año, que registró un -6,2%, provocando que al cierre del 2009 la caída sea del -4,5%.

La caída se debe principalmente a un declive en la contratación de nuevos proyectos. Este fuerte descenso en la demanda, sumado al alargamiento en los ciclos de venta de los proyectos existentes, ha conllevado un reajuste de precios y márgenes en la oferta. Todo ello ha generado grandes cambios en las cuotas de mercado, además de un reposicionamiento de la oferta de los proveedores, cambios en las estrategias competitivas y de go to market, así como el propio “cuota de cartera” en las principales cuentas clientes.

A pesar de los malos resultados generalizados, los proyectos de outsourcing presentan un crecimiento del 1,1%, destacando sobre el resto de sectores de servicios tecnológicos. Aunque muchas empresas han optado por este tipo de servicios para flexibilizar sus costes ante la problemática presupuestaria, incluso muchos contratos se han “abierto” y renegociado, la contratación de proyectos de outsourcing ha sufrido un descenso.

Por su parte, los servicios de consultoría han sufrido un duro revés con un crecimiento del -8,5%, y aún más fuerte ha sido el reajuste en los servicios de soporte, que acarrean la mayor caída con un -10,7% de crecimiento.

“Aunque las condiciones han sido adversas y las perspectivas son todavía negativas para el 2010, hay compañías que han sido capaces de adaptarse mejor a este contexto y han terminado el año con cifras de crecimiento positivas, bien sea a través de adquisiciones, mediante apuestas por incrementar su cuota de mercado sacrificando márgenes o simplemente una prestación o modelo de gestionar y aproximarse a los clientes diferencial”, comenta Rafael Achaerandio, responsable de análisis de IDC en España y portavoz del grupo de analistas autores del estudio.

“Lo cierto es que el mercado está más abierto que nunca a los cambios y por tanto presenta oportunidades que en otros tiempos eran impensables para muchos. La complejidad reside en decidir qué riesgo asumir en un momento de crisis como el actual y hasta qué punto apostar por determinadas estrategias”, finaliza.

Aquellos proveedores con una oferta más diversificada y, sobre todo con más foco en el outsourcing, se han visto menos afectados que aquellos que tenían una cartera de proyectos y clientes muy concentrada en los servicios de mantenimiento o los proyectos de integración y consultoría.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios